Turquía podría cooperar con Rusia en construcción de submarinos y aviones de combate

Turquía podría cooperar en la construcción de aviones de combate y submarinos con Rusia, según afirmó su presidente, Recep Tayyip Erdogan, informó este jueves la agencia estatal turca Anadolu.

Turquía podría cooperar en la construcción de aviones de combate y submarinos con Rusia, según afirmó su presidente, Recep Tayyip Erdogan, informó este jueves la agencia estatal turca Anadolu.

A bordo del vuelo presidencial que regresó el miércoles desde Sochi, balneario ruso en el mar Negro, donde estuvo reunido con su par Vladimir Putin, el jefe de Estado turco mencionó ante periodistas sobre los nuevos planes de cooperación militar con Rusia.

"Conversamos sobre lo que vamos a hacer en lo concerniente a la construcción de motores para aviones, y sobre todo aviones de combate (...) Podemos trabajar juntos en el armado de barcos. Si Dios lo permite, podremos concretar proyectos conjuntos, como submarinos", indicó Erdogan.

De acuerdo al jefe de Estado turco, no se trata de dar un "paso atrás" en lo que respecta a la entrega de una segunda batería del sistema de defensa antiaérea ruso S-400. Todo lo contrario, ambos dirigentes hablaron sobre "cómo impulsar la cooperación militar turco-rusa a un nivel superior", añadió.

Las declaraciones de Erdogan suponen un riesgo, puesto que podrían tensar todavía más las relaciones entre Ankara y Washington, que en 2020 impuso sanciones a Turquía, precisamente por la compra de ese sistema de defensa ruso S-400.

Estados Unidos además excluyó a Ankara del programa de fabricación del avión furtivo F-35, con el argumento de que los misiles rusos podrían lograr revelar secretos tecnológicos y son incompatibles con los dispositivos utilizados por la OTAN.

Ante la prensa, Erdogan también hizo referencia a esta exclusión e instó a Estados Unidos a que "le entregue los aviones o que reembolse" el pago de 1.400 millones de dólares (unos 1.200 millones de euros) efectuado por Ankara por los F-35.

Varias desacuerdos oponen actualmente a Ankara con Washington. Las relaciones con el nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, "no comenzaron bien", había afirmado la semana pasada Erdogan.

La construcción de dos nuevas centrales nucleares en Turquía, en cooperación con Rusia, también estuvo en la agenda de las conversaciones, añadió el mandatario turco.

Sin embargo, las relaciones ruso-turcas tampoco son ideales, sobre todo se han complicado por sus diferentes posiciones en los conflictos en Siria y Libia.

bg-raz/age/es

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario