Turistas rusos regresan a la costa egipcia del Mar Rojo

Mussa al Nahas se sienta frente a su tienda de fragancias y especies con vista al Mar Rojo, sonriendo ante la presencia de turistas rusos que volvieron al balneario egipcio de Sharm el-Sheij seis años después de un ataque terrorista.

31 de octubre de 2021, 04:13hs

Mussa al Nahas se sienta frente a su tienda de fragancias y especies con vista al Mar Rojo, sonriendo ante la presencia de turistas rusos que volvieron al balneario egipcio de Sharm el-Sheij seis años después de un ataque terrorista.

"Hoy está mucho, mucho mejor que hace tres o cuatro meses porque los rusos están de vuelta", declaró Nahas a AFP.

Agregó que "el regreso de los vuelos rusos hizo que otros países también se abrieran".

Nahas, de 42 años, ha pasado la mitad de su vida en este idílico balneario egipcio del Mar Rojo, golpeado económicamente tras el derribo de un avión de Metrojet en 2015 que dejó 224 muertos, en su mayoría pasajeros rusos.

El ataque fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico.

Tras el episodio, Rusia impuso una veda a todos los vuelos al Mar Rojo.

La pandemia del covid-19 en 2020 fue un nuevo golpe que espantó a los pocos turistas que quedaban.

El turismo representa 10% del PIB de Egipto, donde un tercio de la población de 100 millones vive en condiciones de pobreza.

"Antes decíamos que Sharm el-Sheij se convirtió en un pueblo fantasma", contó Nahas.

Pero en agosto, las fortunas de Sharm, como se le conoce, comenzaron a mejorar cuando el primer avión procedente de Moscú aterrizó en el aeropuerto local.

Después de años de diplomacia, la veda fue levantada finalmente.

- "Como era antes" -

El guía turístico Abdelqader Abdel Rahman, de 30 años, quien se preparaba para llevar un grupo de húngaros a un safari por el desierto en cuadraciclos, estaba encantado de ver a los turistas en el pueblo.

"Antes de 2015 llegaban 120 o 150 vuelos semanales de Rusia (...) Esperamos que las cosas vuelvan a ser como eran antes", dijo a AFP.

Actualmente llegan unos 20 vuelos semanales de Rusia a Sharm.

Para aprovechar el apetito por el turismo tras meses de cierre pandémico, el ministerio egipcio de Turismo suspendió el cobro de visas para 28 países, varios de ellos del este europeo.

Solo en abril, el país recibió medio millón de turistas, el doble que en enero, según cifras oficiales.

"Desde que los aviones rusos comenzaron a volver, el pueblo empezó a moverse. Mucha gente regresó a sus empleos y las tiendas y restaurantes volvieron a abrir", dijo Abdel-Rahman.

Los turistas están felices de volver al país árabe con mucho por explorar, desde las pirámides en el norte hasta los corales del Mar Rojo.

Tras tomar té en una carpa beduina en el desierto antes de ir a las dunas, el húngaro Roland Juni, de 41 años, dijo que había estado en Egipto hace una década.

"Yo no veo muchas diferencias, me gustaba hace 10 años y me gusta ahora", comentó.

Eso sí, dijo, "ahora veo muchos, muchos rusos aquí, más que antes".

En 2019, antes de la pandemia, los ingresos egipcios por turismo alcanzaron 13.000 millones de dólares, pero cayeron a 4.000 millones el año pasado, un golpe para el sector que emplea a dos millones de personas.

- Buenos precios -

Los turistas rusos también volvieron a aprovechar las actividades marinas de Sharm, como snorkel, buceo y jetski.

Parado en la plataforma de un bote, Alexei Volnyago, de 35 años, exclamó: "No tenemos mares así en Rusia... Es espectacular aquí".

"Llevamos cinco años sin venir a Sharm... nos hemos perdido de mucho", agregó.

En un centro comercial, otro turista ruso llamado Alexei escogía unos mangos para disfrutar en el calor egipcio.

"Los precios son bastante buenos y la gente es amable", comentó a AFP.

El vendedor Nahas recuerda a su amigo médico ruso que durante 11 años pasó seis meses anuales en Sharm. "Le decíamos Alexei el Sharmawi", bromea.

"Apenas autorizaron los vuelos, él regresó", dijo.

bam/ff/jkb/oho/mas/me

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario