Tres históricos dirigentes del magisterio expulsados del gremio

Fueron protagonistas de la refundación del gremio en los 80 y hoy son parte del gobierno. El conflicto en la educación los encontró en la vereda de enfrente

Pasar del sindicalismo reivindicativo al poder no siempre es fácil. En medio del conflicto en la enseñanza, la Asociación de Maestros del Uruguay (ADEMU) desafilió a uno de sus dirigentes históricos y actual jerarca del Codicen: Héctor Florit.

La asamblea de docentes no sólo echó del gremio a Florit, quien hoy milita en el Frente Líber Seregni, el sector liderado por Danilo Astori. Florit es director general de Primaria.

En la lista de expulsados está nada menos que el subsecretario de Educación y Cultura, Oscar Gómez, integrante del Partido Comunista, y Luis Garibaldi, otro dirigente histórico del gremio de los maestros que hoy ocupa una posición jerárquica en el gobierno: director nacional de Educación.

También fueron expulsados las consejeras de Primaria Irupé Buzzetti y Morta Frondoy. También el gremio solicitará al influyente líder del PIT-CNT Fernando Pereira -quien es funcionario del Consejo de Educación Primaria- que deje el cargo en la central obrera.

El Frente Amplio está molesto con las decisiones. Y los propios involucrados salieron a defenderse. Luis Garilbaldi dijo que la decisión del sindicato “fue tomada sin quórum”.

“Una cosa son medidas de lucha y otra atacar a quienes no opinan de la misma forma. Nosotros luchamos para que este sindicato fuera posible”, dijo el jerarca, quien fue uno de los protagonistas de la transición a la democracia en los años 80.

Para Garibaldi “esto redobla nuestro compromiso con la educación pública”.

El gremio fundamenta estas expulsiones en la falta de respuestas del gobierno a la solicitud de aumento equivalente a media canasta básica (unos 22.000 pesos) para los maestros del primer grado. Actualmente el salario es de 14.000 pesos.

El subsecretario de Educación, Óscar Gómez, dijo que la actitud del sindicato de maestros al desafiliar a cinco jerarcas de gobierno le recuerda a regímenes totalitarios.

Dejá tu comentario