SociedadFlor de Maroñas | CAIF | balacera delincuentes

Tiroteos entre delincuentes obligan a padres a dejar de mandar sus hijos al CAIF

El Alfarero Cooperativo funciona en Flor de Maroñas hace 14 años y atiende a 196 niños. Padres y educadores reclaman mayor presencia policial.

Decenas de vecinos de Flor de Maroñas dejaron de mandar a sus hijos al CAIF del barrio ante los reiterados enfrentamientos a balazos entre delincuentes.

El CAIF El Alfarero Cooperativo está ubicado en el barrio desde hace 14 años. Allí trabajan 16 personas que atienden a 196 niños entre las 8 y las 17 horas.

Los enfrentamientos a balazos entre delincuentes comenzaron en noviembre del año pasado en pleno recreo. Los educadores rápidamente sacaron a los alumnos del patio y avisaron a los padres que no fueran a buscar a sus hijos hasta que todo se tranquilizara.

Este hecho se repitió el 5 de febrero y si bien no había alumnos, estaban los docentes y una de las balas quedó en uno de los salones.

El pasado miércoles 21 de marzo el hecho se repitió. Los niños estaban dentro de los salones y nuevamente los padres fueron alertados de la situación. Los padres reclaman presencia policial en la zona.

Los educadores dijeron a Subrayado que trabajan con miedo y que desde la última balacera, decenas de padres han llamado para avisar que no llevarán más a sus hijos al CAIF.

Si bien las clases se retomaron este martes, las autoridades del centro decidieron suspender los recreos en el patio por temor.

Dejá tu comentario