Nacional

Suspenden las visitas en el Comcar y La Tablada

Se suman a la medida adoptada ayer por los guardiacárceles del Penal de Libertad en solidaridad con el policía gravemente herido por un preso que intentó fugar.

 

A primeras horas de la mañana, los policías que a diario trabajan en el Comar decidieron sumarse a la medida de duelo tomada por sus pares del penal de Libertad como consecuencia del policía baleado ayer durante un intento de fuga y no dejarán ingresar a la visita hasta el jueves de la semana próxima. Luego de la decisión de los guardiacárceles del Comcar, se fueron sumando otros centros penitenciarios como La Tablada, que llevará adelante la medida desde este domingo y el CNR discutirá mañana si adopta una acción idéntica o similar.  

Se trata de una medida en solidaridad con Oseas Pintos, un agente de 26 años, que resultó baleado en la cabeza por el recluso Eduardo Brasil Sastre (31) quien fue abatido luego por la policía al reprimir la agresión. 

Los efectivos que trabajan en el Penal de Libertad decidieron aplicar la medida de luto, no permitiendo el ingreso de visita hasta el martes, inclusive. Este sábado también se sumó a la medida la cárcel de Rivera, ciudad de la que era oriundo el policía herido gravemente. 

Esta mañana, temprano, los efectivos del Comcar adoptaron la misma media que en el Penal de Libertad. En el ingreso al Comcar se congregaron por los menos unas 400 personas. Eran familiares habían llegado a la penitenciería para visitar a los preso, la mayoría eran mujeres y niños. Los ánimos no fueron los mejores ante la prohibición del ingreso.

Por otro lado, en la medida que los reclusos se iban enterando de la situación, también comienzó a crecer la tensión interna. Un policía que trabaja en el Comcar consultado por Subrayado dijo que los presos tendrán que respetar la medida que adoptan los uniformados, así como ellos respetan cuando los reclusos se declaran en huelga de hambre. "Además, acá la autoridad y los que mandamos somos nosotros", dijo. 

Un recluso, desde el interior del Comcar se contactó con Subrayado y desde el lugar informó que se prendieron fuego varios colchones en señal de protesta por la situación que estaban viviendo los familiares en el acceso al centro penitenciario. Esto ocurrió en el Módulo 2 pero rápidamente el foco ígneo fue controlado. 

En el lugar se presentó el director del Instituto Nacional de Rehabilitación para el área metropolitana, Eduardo Pereira Cuadra, y los representantes del sindicato policial. Tras una negociación con el sindicato policial, se acordó que los familiares dejaran sus paquetes y encomiendas para los reclusos, pero se prohibió la visita. 

"Nosotros entendemos lo que le pasó al policía, es algo horrible, pero no tenemos nada que ver con eso", dijo a Subrayado una mujer que estaba en los portones del Comcar. La mujer, que iba a visitar a un recluso, dijo que allí hay madres con niños esperando desde las 8 de la mañana para entrar. 

 

CONGOJA EN LIBERTAD. Patricia Rodríguez, presidenta del sindicato policial, dijo que hacía tiempo que no veía un lugar así, tan triste y con tanta congoja de parte de los trabajadores. De todos modos, dijo que están todos unidos y que juntos tomaron la medida de suspender la visita hasta el martes que viene inclusive. Ese día tendrán una reunión con Eduardo Pereira Cuadra, director del Instituto Nacional de Rehabilitación, y el director del Penal de Libertad. Allí formularán propuestas para paliar la carencia de personal.

Dejá tu comentario