Sin policías no hay clásico: Peñarol y Nacional esperan a Celta y La Coruña

Los clubes optaron por no enfrentarse entre sí. Jueves y sábado habrá partidos por separado, pero aún no se conoce el orden de los mismos.

No se hará el clasico de invierno que se esperaba jugar el 21 de julio. La negativa del Ministerio del Interior a colocar policías en las tribunas ha determinado que los clubes desistieran de fijar el partido.

Los dos grandes del fútbol uruguayo, Nacional y Peñarol, recibirán esta semana en sus respectivos estadios a los españoles Celta de Vigo y Deportivo La Coruña luego de cancelarse un cuadrangular internacional por motivos de seguridad.

El calendario debió ser ajustado suspendiendo el torneo cuadrangular que los cuatro equipos iban a jugar en Montevideo tras no haber acuerdo entre la Asociación Uruguaya de Fútbol y el Ministerio del Interior para garantizar la seguridad policial en el Estadio Centenario, donde iba a disputarse desde el 21 de julio.

La empresa uruguaya de transmisiones deportivas Tenfield, que organizaba el certamen, decidió cambiar el formato para mantener los compromisos acordados con ambos conjuntos pertenecientes a la Federación Gallega de Fútbol, con lo cual Nacional y Peñarol enfrentarán a los españoles cada uno por su lado en sus respectivos estadios.

El jueves Nacional recibirá al Celta de Vigo en el Gran Parque Central y Peñarol al 'Depor' en el estadio Campeón del Siglo. El sábado los dos grandes invertirán rivales.

Esto implicó que se anulara el choque clásico uruguayo del jueves al no resolverse el tema seguridad en el Centenario y que tampoco habrá uno Depor-Celta.

La violencia en el fútbol ha sido uno de los temas más espinosos y tratados en la discusión de los clubes, la Asociación Uruguaya y las autoridades de gobierno, sobre todo por la repetición de incidentes diversos en la última temporada.

"Lo que se va a jugar o no jugar lo resuelve la Asociación Uruguaya", dijo el ministro del Interior, Eduardo Bonomi.

El último ocurrió este fin de semana en las elecciones del popular Cerro de primera división, en la sede del club, cuando hinchas golpearon al presidente electo para obligarlo a renunciar.

.

Dejá tu comentario