Deportes

"Si no se venden las butacas no hay estadio", dijo Welker

El vicepresidente de Peñarol advirtió a Subrayado que el proyectado estadio aurinegro corre peligro por escasa venta de asientos. 


El estadio de Peñarol corre peligro. Así lo advierten los propios dirigentes aurinegros. "Si no se venden las butacas no hay estadio", resumió, contundente, el vicepresidente de Peñarol, Edgar Welker.

Y es que hasta el momento, en 40 días de venta anticipada al público carbomero, se vendieron menos de la mitad de las butacas que se necesita para que comiencen a cerrar los números.

Los palcos se colocaron a buen ritmo, la mayoría en el primer día en que se pusieron a la venta mediante subasta. Pero las butacas no. En Peñarol calculaban que debían vender dos de las denominadas "eternas" por cada una de las llamadas "doble quinqueñio". Las primeras son para toda la vida y las otras por diez años.

Además, el costo de la construcción aumentará más allá de lo previsto a partir de 2013, según cálculos que hizo esta semana El País en base a fuentes del club y del mercado.

Lo cierto es que si los hinchas de Peñarol no agotan las butacas, el estadio propio puede quedar en la maqueta. Lo advirtió el vicepresidente aurinegro.

Dejá tu comentario