Separatistas catalanes ganaron las elecciones pero no alcanzó

Artur Mas esperaba la mayoría absoluta. No sólo no se alcanzó, sino que además se perdieron escaños respecto a las elecciones de 2010

 

El candidato separatista a presidir la Generalitat Artur Mas (CiU) ha ganado las elecciones catalanas, pero no sólo sin la ansiada mayoría absoluta, sino perdiendo doce escaños respecto a 2010, lo que le aboca a negociar pactos con ERC en primera instancia para impulsar su prometida consulta soberanista.

Estos han sido los comicios con mayor participación en Cataluña -casi 11 puntos más que hace dos años- y, en ellos, se han dado otras claves históricas: el mejor resultado histórico del PPC y el peor del PSC -aunque Pere Navarro ha salvado la segunda posición en número de votos- la consecución por ERC del segundo puesto y la consolidación por parte de Ciutadans de un grupo propio en sus terceras autonómicas.

CiU ha logrado el tercer peor resultado de su historia, ya que habría que remontarse a 1980, en las primeras autonómicas catalanas con Jordi Pujol, con 43 diputados y a 2003, en las primeras sin él y con 46 escaños, para vislumbrar un escenario semejante para CiU.

ERC, que en 2010 se hundió con 10 diputados, ha más que duplicado ese resultado con el nuevo liderazgo de Oriol Junquera que se perfila como la figura clave en las próximas semanas a la hora de conformar una mayoría parlamentaria.

Habrá que ver si los republicanos están dispuestos a apoyar los recortes económicos y sociales de Artur Mas, y a la vez acompañarle en la apuesta por el proceso soberanista.

Las urnas han hablado hoy con movimientos de votos apenas detectados por los sondeos demoscópicos. Hace siete días ningún sondeo daba a CiU menos de sesenta diputados y la diferencia entre CiU y el segundo -el PSC- era de 34 escaños. Hoy los nacionalistas apenas alcanzan los 50 diputados y le sacan 29 al segundo.

Se perfila una legislatura con un Parlament muy fragmentado, donde las CUP, formación independentista de izquierda radical, entra en la cámara con 3 diputados y deja fuera a Solidaritat per la Independència.

Dejá tu comentario