Nacional

Sendic al campo: "La derecha quiere destruir mística que une a progresistas"

En Brasil, el ex vicepresidente criticó las protestas de productores y dijo que es llamativo que no reclamen por el valor de la tierra

El ex vicepresidente Raúl Sendic se refirió a las protestas y reclamos de los productores rurales que se instalaron hace ya varios días y que hoy tendrán su punto máximo en una asamblea en Durazno a la que se espera asistan unas 50.000 personas.

Desde Porto Alegre, donde participa en una jornada organizada por el Partido de los Trabajadores en apoyo a Luiz Inácio Lula Da Silva, Sendic habló de la movilización de las gremiales agropecuarias.

“Hoy en Uruguay estamos viviendo ese debate de las gremiales agropecuarias que se aglutinan, con los dueños de la tierra. Reclaman de todo menos que se baje el precio de la renta. Reclaman que se bajen los costos del Estado, tener energía más barata, reclaman de todo menos que se baje la renta. Es llamativo porque no reclaman por el valor de los arrendamientos”, comenzó diciendo.

Y continuó: “Esta situación hay que analizarla y muchas de las demandas hay que atenderlas. Pero no podemos dejar de tener claro que quieren una reducción de los costos de las políticas sociales. La derecha en América Latina y las grandes corporaciones quieren una reducción de los gastos en políticas sociales. ¿Quieren que privaticemos las empresas públicas? Si, quieren que privaticemos las empresas públicas. ¿Quieren una reducción del Estado? Sí, quieren una reducción del Estado.

Pero esos no son los principales objetivos que tienen, lo que más quieren es destrozar la mística que une a los sectores progresistas y de izquierda de este continente con la base social del cambio, los trabajadores, la clase media, los estudiantes”.

“Tenemos que tener claro que el objetivo es estratégico: destrozar esa épica que hace muchos años fuimos capaces de construir. Vienen por la mística que unió a trabajadores, estudiantes, intelectuales, cañeros y campesinos en toda América Latina. Ese es el objetivo estratégico más importante: desprestigiar a los líderes y a los partidos de izquierda frente a las grandes masas”.

 

Dejá tu comentario