Internacionales

Senado paraguayo comienza hoy el juicio político a Lugo

El presidente paraguayo dijo que no renunciará y los legisladores iniciaron el proceso de juicio, que es motivado por la masacre de la semana pasada.

 

El Senado de Paraguay se constituyó este jueves en tribunal para el juicio político al presidente, Fernando Lugo, y fijó el comienzo del proceso para las 18 horas de hoy (19.00 hora uruguaya) y la sentencia para las 16.30 horas de mañana (17.30 hora uruguaya).

En una sesión extraordinaria retransmitida por la televisión, los senadores aprobaron un completo reglamento del proceso, promovido horas antes por la Cámara de Diputados, y tomaron nota de la reunión de presidentes regionales en Río de Janeiro y el envío de una delegación de cancilleres de la Unasur a Asunción. 

(Imagen tomada del diario ABC Color de Paraguay)

De acuerdo con el calendario aprobado y tras la presentación hoy de la acusación, para la que cinco diputados han sido designados como fiscales, mañana viernes Lugo podrá comparecer para exponer su defensa en otra sesión extraordinaria fijada para las 12 horas (13.00 de Uruguay).

Seguidamente, el tribunal resolverá sobre la admisión o rechazo de las pruebas presentadas por las partes, y más adelante los fiscales y el acusado presentarán sus alegatos orales. Sobre las 16.30 (17.30 hora uruguaya) el tribunal emitirá su sentencia.

Los fiscales tendrán hoy una hora y media para presentar su acusación y 30 minutos para el alegato de mañana, mientras que a Lugo se le concedieron 2 horas para su defensa y media hora para alegatos.

El "juicio político" es el procedimiento previsto por la Constitución de Paraguay para la destitución del presidente y otros altos cargos por mal desempeño en sus funciones, entre otras causas.

La Cámara de Diputados promovió hoy mismo el enjuiciamiento de Lugo por la muerte de seis policías y once campesinos "sin tierra" el pasado día 15 durante una operación de desalojo en una hacienda del político y empresario Blas N. Riquelme en Curuguaty, en el nordeste del país.

Sólo tres senadores, entre ellos Carlos Filizzola, que perdió su puesto de ministro del Interior por lo ocurrido en Curuguaty, apostaron hoy por conceder al presidente un plazo de tres días antes de proceder con el "juicio político".

Los senadores se explayaron en un debate con distintas propuestas de horas para cada sesión extraordinaria de este proceso, que Filizzola calificó de "maniobra política para truncar el mandato" de Lugo organizada "de manera récord", algo insólito en la historia de Paraguay.

"Se le da el ropaje de una supuesta violencia que se está engendrando (...) No se vayan a crear monstruos y fantasmas que no existen", demandó el exministro, quien aludió a las sospechas planteadas por sus colegas de las bancadas opositoras de que Lugo está movilizando a su gente y llamando a la violencia con su actitud.

Cientos de personas se han congregado ya en la plaza frente al Legislativo, mientras organizaciones campesinas anunciaron por la mañana una marcha hacia Asunción.

El liberal Luis Alberto Wagner, si bien se reafirmó en la decisión de su partido de enjuiciar a Lugo, advirtió de que "cualquier apresuramiento e intento de ir al golpe y al galope para definir la destitución del presidente va a tener una condena no sólo nacional sino también internacional".

Wagner sugirió actuar "razonablemente", después de tratar de "percibir lo que la gente piensa también", pero el "colorado" Rogelio Benítez pidió a los presidentes reunidos en Río que recuerden que el 95% de los diputados votó hoy a favor de iniciar este proceso.

"Con esa contundencia espero que entiendan los que dirigen las naciones hermanas" el enjuiciamiento, que "no sólo es legal sino absolutamente legítimo", declaró Benítez, el cual propuso adelantar el calendario previsto originalmente para que la sentencia "se dicte a la luz del día" y no en horas de la noche.

LUGO NO RENUNCIA Y ACEPTA JUICIO. “El presidente no va a presentar renuncia al cargo y se somete con absoluta obediencia a enfrentar el juicio político con todas sus consecuencias”, manifestó Lugo durante un mensaje a la nación emitido desde Palacio de Gobierno en la tarde de este jueves.

La Cámara de Diputados de Paraguay aprobó sorpresivamente este jueves un pedido de juicio político para destituir al presidente Fernando Lugo por "mal desempeño de sus funciones", informaron oficialmente fuentes parlamentarias. La votación fue contundente: 76 a favor, uno en contra, y tres legisladores ausentes, según informa el diario ABC.

La petición parlamentaria fue aprobada como secuela de la matanza de seis policías y 11 campesinos en un choque armado el pasado viernes en Curuguaty, 250 km al noreste.

El hecho había dado lugar a rumores de renuncia. El diario La Nación había informado en su portal web que el mandatario paraguayo habría comunicado a la cúpula militar que dejaría el cargo antes del mediodía, según informaciones manejadas por Ñanduti, Radio 1000 y Cardinal AM.  

Sin embargo, esto venía siendo desmentido por el círculo inmediato al presidente y quedó totalmente descartado tras las declaraciones de Lugo este mediodía.

Foto: EFE

Dejá tu comentario