AFP

Segundo día de una gran peregrinación "a cuentagotas" en la Meca a raíz del covid

Fieles musulmanes continuaron llegando este domingo a la ciudad santa de la Meca en Arabia Saudita en el segundo día de la gran peregrinación anual musulmana, marcada nuevamente como el año pasado por una reducción de las personas autorizadas a participar a raíz del covid.

Fieles musulmanes continuaron llegando este domingo a la ciudad santa de la Meca en Arabia Saudita en el segundo día de la gran peregrinación anual musulmana, marcada nuevamente como el año pasado por una reducción de las personas autorizadas a participar a raíz del covid.

Solo 60.000 sauditas y extranjeros residentes en el reino y vacunados están autorizados a participar del hach, la gran peregrinación del Islam.

Una cifra por encima de los 10.000 del año pasado, pero muy lejos de los 2,5 millones de 2019.

Desde el sábado, cientos de fieles divididos en pequeños grupos comenzaron a girar en torno a la Kaaba, la estructura cúbica negra situada en el corazón de la Gran mezquita y hacia la cual se dirigen los rezos de los musulmanes del mundo entero.

Esta deambulación, conocida como "tawaf" en árabe, es indispensable para completar la peregrinación a La Meca y supone el inicio de las festividades, antes del lanzamiento oficial de otro ritos del hach.

Los peregrinos se dirigieron luego hacia el valle de Mina donde pasarán la noche, antes de subir al Monte Arafat o Jabal Al Rahma, monte de la Misericordia, uno de los momentos cumbre de la peregrinación. La etapa está dedicada a las oraciones e invocaciones.

Según la tradición musulmana, fue en esa colina donde el profeta Mahoma predicó la despedida a los musulmanes que lo habían acompañado para la peregrinación hacia el final de su vida.

Imágenes difundidas el domingo por el canal de televisión público Al Ikhbariya mostraban a peregrinos llegando al valle de Mina a bordo de autobuses llenos a medias.

El viceministro saudita de Hach, Abdulfattah bin Sulaiman Mashat, declaró a la AFP que unos 46.000 peregrinos llegaron a Mina.

"Los equipos de salud pública vigilan el estado de salud de los peregrinos las 24 horas del día desde su llegada a La Meca", indicó de su lado el director del departamento de Hach del ministerio de Salud, Sari Asiri.

Esta edición del hach tiene lugar en momentos en que los contagios de covid-19 continúan subiendo en casi todo el mundo.

Arabia Saudita ha detectado 508.521 casos del coronavirus y 8.063 muertes, entre una población de 34 millones, según datos publicados este sábado.

- "Privilegio" -

Los escogidos entre más de 558.000 postulantes están plenamente vacunados contra el coronavirus, tienen entre 18 y 65 años y no presentan enfermedades crónicas, según el ministerio encargado de la fiesta.

"Es un privilegio realizar el hach entre un número muy limitado de peregrinos", declaró a la AFP Saddaf Ghafour, una paquistaní de 40 años acompañada de una amiga.

Para Marwa, una egipcia de 42 años, "el hach de este año es una gran bendición que me ha acordado nuestro Señor". esta madre de tres hijos intentó en varias ocasiones efectuar la peregrinación antes de la pandemia.

El ritual anual constituye uno de los cinco pilares del islam, obligatorio para los musulmanes, si tienen la capacidad física y financiera de realizar el hach.

El ministerio del Hach había indicado en julio que tomó " medidas sanitarias más estrictas" aún este año, en momento en que el mundo sigue con preocupación la propagación de nuevas variantes del virus.

También se introdujeron "pases electrónicos del hach", que permiten acceso sin contacto a hoteles, campamentos y transportes a los peregrinos, y unos robots para distribuir agua sagrada. Además, los peregrinos no pueden tocar la Kaaba.

En 2020, antes de la llegada de las vacunas, las autoridades sauditas habían organizado el hach más pequeño de la historia moderna para evitar la propagación del virus y no se detectó ningún caso.

bur-rs-ht/csl/bfi/mar/zm

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario