Nacionalabusos | violación

Secuestrador de la peluquería sufre patologías psiquiátricas desde su adolescencia

El joven que ayer amenazó a su exnovia en la peluquería, está medicado por sus patologías y no las tomaba desde hace algunas semanas.

Brian Gastón Machado tiene 24 años y no cuenta con antecedentes penales. Sin embargo, desde ayer su nombre tuvo amplia repercusión pública, al ingresar en la peluquería Amor Mio, ubicada en Pocitos, y amenazar de muerte a su ex pareja. Además privó de libertad a 14 personas que estaban dentro del local.

Machado vivió toda su vida en Paso Carrasco junto a su madre Marta, su padre Raúl y cinco hermanos (tres varones y dos mujeres). Luego de cursar la escuela, entró al liceo y aprobó primer año de Ciclo Básico pero luego abandonó los estudios. Fue entonces que comenzaron a manifestarse los primeros cuadros psiquiátricos.

Desde sus 13 años comenzó a manifestar algunos rasgos de esquizofrenia, es por eso que desde entonces y hasta el presente; tratar su enfermedad con medicación. Lo han atendido tanto en la Policlínica Monterrey de ASSE.

Los padres del joven contaron a Subrayado que su hijo sufre de ataques de pánico, depresión y empujes de agresividad. Y manifestaron que logran controlar las patologías por intermedio de la medicación como Ketiapina (para los ataques de ansiedad) y Alprazolam como antidepresivo y para conciliar el sueño. Sin embargo, en las últimas semanas Machado había dejado de tomarlas.

La relación entre Machado y su ex novia comenzó cuando ella tenía 14 años. Se conocieron en el barrio y llegaron a convivir cinco años en la casa paterna del joven. Desde hace un tiempo las discusiones se habían vuelto más agresivas, la víctima dijo a los investigadores que el joven se descontrolaba y la amenazaba constantemente.

Si bien nunca llegó a la violencia física, la joven era sometida constantemente a maltrato psicológico y ante cualquier situación amenazaba con matarla.

La joven declaró que en reiteradas ocasiones ella intentó realizar una denuncia formal, pero el agresor se disculpaba ante lo sucedido y recomponían la relación. A pesar de haberse ido a vivir juntos a Solymar, la ruptura final llegó a comienzos de este año.

Sin embargo indica que tras los hechos acontecidos, el joven habría sobrepasado todos los límites que la joven podría imaginar.

Dejá tu comentario