tras pago de fianza

Sebastián Sosa quedó en libertad: "Soy inocente, gracias a Dios puedo ir a casa"

El uruguayo Sebastián Sosa pagó una fianza cercana a USD 60 mil y quedó en libertad este miércoles. "Quiero que se sepa la verdad", expresó.

El futbolista uruguayo Sebastián Sosa brindó declaraciones por primera vez luego de estar nueve días arrestado, mientras se lo investigaba por una denuncia de abuso sexual, en Tucumán (Argentina). La Justicia indicó que su situación es "secundaria" y aceptó el pago de una fianza de 50 millones de pesos argentinos (unos USD 60.000).

Sosa quedó libre a la hora 13:00 de este miércoles y regresa a su casa de Buenos Aires, donde fijó domicilio ante la Justicia. Seguirá sujeto a proceso, pero en libertad. Deberá presentarse en una sede judicial cada 15 días.

"Confío plenamente en la Justicia de Tucumán, soy inocente y lo único que quiero es que se sepa la verdad de todo esto", expresó. Y dijo que no entraría en detalles sobre la denuncia, lo que ha declarado él y la víctima.

"Estoy conforme con la defensa de mis abogados (...) Gracias a Dios puedo ir a casa. Repudio todo acto de violencia, lo dije desde el primer día", añadió.

Sosa agradeció a su familia y dijo que es "impagable" la contención de ella. "Estuvieron desde el primer momento", sostuvo.

Sosa, de 37 años, estaba sujeto al proceso en la provincia, lugar donde se investiga el caso por ser además la provincia donde ocurrió el delito. El futbolista quedó en una situación "secundaria" porque la Justicia entiende en primera instancia que no tuvo participación directa.

Si bien está sujeto al proceso, podrá hacer "vida normal" y viaja a Buenos Aires este miércoles, dijo a Subrayado su abogado en Uruguay, Jorge Barrera. Su defensa había dicho que el futbolista "puede trabajar"; que la única restricción que tiene es la prohibición de salir de Argentina, durante 90 días.

Barrera detalló entonces que Sosa fue imputado y es investigado por una “participación secundaria” en el caso de abuso sexual que denunció la joven de 24 años en Tucumán, a comienzos de marzo.

Otros tres futbolistas de Velez fueron imputados por el abuso sexual y la justicia argentina determinó que podían esperar el juicio bajo arresto domiciliario. En esa situación se encuentran este miércoles.

Tras la denuncia y el inicio de la investigación fiscal, Velez resolvió cesar los contratos con todos los futbolistas involucrados.

La denuncia contra Sebastián Sosa y otros futbolistas.

Una joven de 24 años denunció que fue víctima de abuso sexual el pasado 3 de marzo por parte de cuatro jugadores de fútbol de Vélez, entre los que mencionó a Sosa.

La denunciante se presentó con su abogada Patricia Neme ante la Policía de Tucumán y dijo que el 2 de marzo a las 22:00 horas cuando terminó el partido entre Vélez y Atlético de Tucumán "hizo contacto" con Sosa, quien le mandó mensajes a través de Instagram para invitarla al hotel donde se alojaba el equipo, indica el parte al que accedió Subrayado.

La joven dijo que aceptó ir y que llegó sobre las 00:40 horas del 3 de marzo y que subió a la habitación 407.

Allí estaba Sosa, contó, pero también los futbolistas Cufré, Florentín y Osorio, con quienes luego bebió cerveza y fernet.

"Después de tomar unos tragos comenzó a sentirse mal, muy mareada, por lo que se recostó en una de las camas como adormecida", indica el texto de la denuncia.

Allí afirmó que fue abusada, que no hubo consentimiento, y que se retiró a las cinco y media de la madrugada cuando se sintió mejor. Se fue a su casa.

La Policía de Tucumán informó de la denuncia a la Unidad Fiscal de Abuso Contra la Integridad Sexual número 1. El encargado de la división dispuso exámenes a la víctima, incautar las prendas de vestir que entregó la joven y solicitó las imágenes de cámaras de seguridad del hotel donde se alojaba el equipo.

Temas de la nota

Dejá tu comentario