InternacionalesPity Álvarez

Se entregó a la Policía "Pity" Álvarez prófugo por homicidio: "era él o yo"

El cantante considera que fue en defensa propia. Tendrá que explicar por qué estando prófugo fue a una discoteca. Su victima no estaba armada.

El músico argentino "Pity" Álvarez se entregó este viernes a la Policía bonaerense tras 24 horas de encontrarse prófugo por dar muerte a Cristian Díaz, su proveedor de drogas.

"Yo disparé, lo maté, era entre él o yo, cualquier animal hubiera hecho lo mismo", dijo el líder de la banda Viejas Locas. "Creo que soy inocente".

pity

Vistiendo la misma campera multicolor con la que se le vio en los videos del incidente, Álvarez llegó a la comisaría 52 de Villa Lugano para dar testimonio del hecho.

Sus declaraciones, que no tienen valor legal porque fueron realizadas ante periodistas y no ante las autoridades judiciales, podrían adelantar la estrategia de su defensa: llevar el caso a un escenario de legítima defensa en medio de una pelea entre dos personas.

De todos modos su situación es compleja ya que hay videos en los que se lo ve en una discoteca durante un recital de Ulises Bueno horas antes de entregarse y mientras era intesamente buscado por la Policía.

Hay varios detalles del hecho que no se condicen con la defensa propia.

¿Por qué no se presentó inmediatamente ante la Policía si fue una pelea casual?

Otra pregunta que deberá responder es por qué siente que fue en defensa propia cuando Díaz, su victima, no estaba armado.

Su respuesta ante la agresión física del dealer no fue proporcional a la fuerza empleada por la vicitma: le dio tres balazos, dos en la cabeza y uno en el torso.

La Policía y la Justicia cuentan con cámaras en las que se ve a Pity tirar el arma en una alcantarilla y huir hacia la Provincia de Buenos Aires.

Otro aspecto que se revisará son las denuncias del uso ilegítimo de armas posteriores a 2010. Ese año baleó en una pierna a un productor musical, quien luego retiró la denuncia y posibilitó que Álvarez no fuera procesado por intento de homicidio.

El juez lo condenó por tenencia ilegal de armas y lo envió a un tratamiento de desintoxicación.

Álvarez nunca dejó de consumir. Según su biografía, comenzó a drogarse a los 14 años.

Dejá tu comentario