PRÓXIMO VIVO 12:25HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER

Rusia concentra ataques en región ucraniana de Donbás, enfrenta contraofensiva en Járkov

Ucrania se prepara para enfrentar nuevos ataques rusos en la región oriental del Donbás, objetivo prioritario de Moscú aunque sus fuerzas pierden terreno en la zona, mientras el ejército ucraniano continúa su contraofensiva en la región de Járkov.

16 de mayo de 2022, 02:19hs

Ucrania se prepara para enfrentar nuevos ataques rusos en la región oriental del Donbás, objetivo prioritario de Moscú aunque sus fuerzas pierden terreno en la zona, mientras el ejército ucraniano continúa su contraofensiva en la región de Járkov.

"Los ocupantes no quieren admitir que están en un punto muerto", sostuvo el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en un video divulgado la noche del domingo en el cual aseguró que Ucrania se prepara para las ofensivas rusas en el Donbás y el sur.

"Nos preparamos para grandes ofensivas en Severodonetsk y alrededor del eje Lysychansk-Bakhmut", afirmó poco antes Serguii Gaidai, gobernador ucraniano de la región de Lugansk, que junto con Donetsk conforman la cuenca minera de Donbás, al describir una situación humanitaria cada vez más crítica.

Casi tres meses de guerra transformaron a Lysychansk, una ciudad minera de unos 100.000 habitantes en su mayoría rusohablantes, en una zona abandonada y desprovista de agua, electricidad o red telefónica, constató un periodista de AFP.

"Los rusos dicen que están ganando y los ucranianos también", comentó Natalia Georvievna. "Cuando teníamos internet podíamos ver las noticias, pero ahora... no tenemos idea".

Sin embargo, la inteligencia militar británica indicó el domingo que la ofensiva rusa en el este de Ucrania "perdió impulso", y advirtió que podía estancarse.

Las tropas de Moscú no han logrado conquistas territoriales sustanciales, lo que hace que su plan de batalla esté "considerablemente retrasado", agregó.

- Contraofensiva -

"Rusia ha sufrido probablemente la pérdida de un tercio de su fuerza de combate terrestre que comenzó en febrero", agregó la inteligencia británica. "En las condiciones actuales", considera "poco probable" que Rusia "acelere considerablemente su ritmo de avance" los próximos meses.

Por su parte, los rusos han destacado éxitos al atacar con misiles de "alta precisión" dos puntos de mando ucranianos y cuatro depósitos de munición de artillería cerca de Zaporiyia, Paraskovievka, Konstantinovka y Novomikhailovka, en Donetsk.

La aviación rusa destruyó dos lanzamisiles y un sistema de radar, al tiempo que 15 drones ucranianos fueron derribados cerca de Donetsk y Lugansk, según Moscú.

En la ciudad portuaria de Mariúpol, sur del Donbás, el ejército ruso continuó sus bombardeos y disparos de artillería contra la siderúrgica de Azovstal, último foco de resistencia en el lugar, según el estado mayor ucraniano.

En el norte, las fuerzas ucranianas continúan su contraofensiva en la región de Járkov, segunda ciudad del país, y se acercan a la frontera con Rusia, afirmó a la televisión ucraniana el consejero del ministerio ucraniano del Interior, Vadim Denissenko.

En Vilkhivka, un poblado al este de Járkov recuperado por los ucranianos, las cicatrizas de los violentos combates se observan en las casas destruidas por los proyectiles, las calles llenas de escombros, casquillos de bala y otros restos de munición o incluso los tanques abandonados en la carretera.

Simbólicamente, la inscripción "Azov estuvo allí", con el símbolo del regimiento ucraniano similar a la esvástica nazi, fue colocado en uno de los tanques junto a la "Z" que le habían pintado las tropas rusas, constató un periodista de AFP.

El cuerpo de un soldado ruso seguía en el jardín de la escuela, mientras que en el gimnasio, al parecer usado por los rusos como dormitorio, se encontraron cajas vacías de munición antitanque, sacos de dormir y pasta instantánea, junto a un balón de baloncesto y libros escolares.

- "Un precedente" -

Los rusos trasladaron las tropas de la región de Járkov a la de Lugansk con el fin de tomar Severodonetsk, afirmó el domingo el consejero presidencial ucraniano Oleksiy Arestovich.

El ejército ucraniano anunció la mañana del lunes que destruyó un puente ferroviario controlado por los rusos que conduce a Severodonetsk.

En el campo diplomático, Moscú observa cómo la OTAN está cerca de reforzarse en sus fronteras.

El gobernante Partido Social Demócrata de Suecia aprobó la noche del domingo la candidatura del país a la alianza atlántica, en un giro histórico para esta agrupación. La primera ministra Magdalena Andersson señaló que una candidatura conjunta con Finlanda era "lo mejor para Suecia" y su seguridad.

Helsinki anunció horas después que pediría oficialmente la adhesión a la OTAN, pese a las amenazas de represalias rusas, que comparte una frontera de 1.300 km con Finlandia.

Esas solicitudes demuestran "que una agresión no paga", sostuvo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, al asegurar que la alianza está lista para reforzar las "garantías de seguridad" para esos dos países.

También dijo confiar en la posibilidad de que los países de la OTAN busquen un compromiso con Turquía, que se pronunció en contra de la adhesión de Suecia y Finlandia.

Tras una reunión de jefes diplomáticos de países de la OTAN en Berlín, la ministra alemana de Relaciones Exteriores, Annalena Baerbock, afirmó que los países de la alianza no cejarán en sus esfuerzos "especialmente en materia de asistencia militar" para Ucrania.

A su vez, el ministro ucraniano de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba, también exaltó la entrega de armas pesadas alemanas a Kiev, en un video divulgado el domingo.

"El día que llegué a Berlín había una formación de soldados ucranianos utilizando artillería autopropulsada alemana de 155 mm", declaró Kuleba.

"Pronto esos cohetes autoimpulsados golpearán al enemigo. Se ha creado un precedente. El obstáculo psicológico (a la entrega de armas pesadas a Ucrania) ha sido superado", afirmó.

burx-mav/mas/zm

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario