Nacional

Revocan fallo que negaba derechos a madre que dejó de trabajar por su hijo

Debió dedicarse a tiempo completo al menor con parálisis cerebral. En primera instancia no le habían reconocido derecho al 50% de los bienes.

El Tribunal de Apelaciones de Familia de 2º turno revocó la sentencia dictada por la jueza de 6º turno, María Rosa Aguirre, respecto a la situación de una mujer que pidió el reconocimiento y disolución de la unión concubinaria, pero no le fue concedida la separación de bienes.

Según el fallo en primera instancia, la pareja formó una relación de noviazgo y la posterior unión concubinaria entre 2005 y 2012.

Fruto de esa relación, en 2008 nació un hijo que padece parálisis cerebral y otras situaciones complejas de salud.

De común acuerdo, la pareja decidió que la madre dejara de trabajar y quedara a cargo de los cuidados del hijo, lo que le imposibilitó desarrollar una tarea remunerada como hasta entonces.

En cuanto a los bienes adquiridos, la jueza y la fiscalía entendieron que los mismos no fueron a expensas del esfuerzo común, no correspondiéndole el 50% de esos bienes.

En virtud de esto, la abogada de la mujer apeló el fallo señalando que existió una equivocada valoración de la prueba y una mala interpretación de la normativa aplicable.

El Tribunal de Apelaciones entendió que los esfuerzos eran mancomunados por los dos concubinos hasta la llegada del hijo.

Y además, a partir de esta instancia, el trabajo de la madre con los cuidados al hijo -aunque no fuera remunerado- tenía gran significación económica.

La sala consideró que si la madre continuaba trabajando es indudable que sería necesario contratar servicio de guardería y personal con especialización para cuidar al pequeño.

El tribunal, invocando la convención sobre eliminación de todas formas de discriminación contra la mujer, entiende que debe establecer protección jurídica sobre una base de igualdad con los hombres, y garantizar la protección efectiva de esos derechos contra todo acto de discriminación.

La sala revocó la sentencia en primera instancia y le reconoció a la madre el derecho por el 50% del valor de los bienes adquiridos durante el concubinato.

Dejá tu comentario