Nacional

Restos óseos, vestimenta y dentadura podrían ser de mujeres del gurú alemán

La Policía considera que podría tratarse de Julie Ravel, pareja de Arno Wollensak, y de Úrsula Frei, una seguidora de la secta Oasis de Luz

La Policía sospecha que los restos hallados cerca de las vías de tren en Sayago podrían corresponder a la dos mujeres alemanas que acompañaban al asesinado líder de secta "Oasis de luz", Arno Wollensak.

Las pertenencias y restos óseos fueron tirados en bolsas plásticas y luego incinerados.

Vecinos de la zona dijeron a los investigadores que el sábado vieron a un joven quemando residuos justo en el lugar donde se hallaron los cadáveres.

Allí, se hallaron huesos, ropa, un broche y una prótesis dental.

Según El País, investigadores no descartan que se trate de Ursula Frei y Julie Ravel, las dos mujeres que convivían con Wollensak en Los Cerrillos y se encuentran desaparecidas.

El desafío es cotejar los restos con ADN, para lo cual solicitarán ayuda en Alemania y Suiza, donde residen familiares de ambas mujeres.

Como se sabe, Wollensak apareció muerto en la playa la Floresta. Desde entonces se busca a sus compañeras.

Ravel era pareja de Wollensak, en tanto Frei era una seguidora que vino con ellos desde Alemania. Su hija Lea Saaskia Lassner es el principal denunciante del líder.

La primera de las mujeres estuvo presa por documentación falsificada. había ingresado al país en 2007 con nombre falso.

Se hacía llamar Angelina. Arno, a su vez, entró con un pasaporte a nombre de Marc Neumann. También purgó un procesamiento con prisión en el Penal de Libertad por la misma razón.

En tanto, Ursula utilizaba el apellido Frei -de soltera- para despistar a las autoridades migratorias.

Tenía su documentación en regla y obtuvo en 2014 la cédula de identidad que se otorga a los extranjeros, con validez por dos años.

En abril pasado volvió a renovarla y desde entonces es poco lo que se sabe de ella.

Al principio la comitiva que se refugió en Los Cerrillos estaba integrada por cuatro personas.

Anita Maura se fue del país cuando cayeron presos Wollensak y Ravel. Aora vive en Alemania, y ya no integra la secta. Tenía cédula uruguaya en regla obtenida en 2014.

Su hija Katharina Meredith -que convivió en la secta durante los años 90- tambien denunció a Wollensak en forma pública.

Los restos fueron hallados el domingo. Este es el informe de Marcelo Fernández para Subrayado.

Dejá tu comentario