Política

¿Renunciar o llamar a elecciones? El dilema del primer ministro sueco

El primer ministro sueco, Stefan Lofven, quien la semana pasada perdió la confianza del Parlamento, enfrenta este lunes una difícil decisión: convocar elecciones anticipadas o renunciar y abrir negociaciones para un sucesor.

El primer ministro sueco, Stefan Lofven, quien la semana pasada perdió la confianza del Parlamento, enfrenta este lunes una difícil decisión: convocar elecciones anticipadas o renunciar y abrir negociaciones para un sucesor.

El dirigente socialdemócrata, que para unos es un maestro del consenso mientras otros lo ven como un hombre sin visión, ha tenido siete días desde la moción de censura para intentar formar una mayoría parlamentaria a su favor.

Pero ahora sus opciones parecen muy limitadas, salvo que a última hora logre persuadir a otros partidos de ayudarle a formar una coalición más estable.

Lofven, un exsoldador y dirigente sindical de 63 años, llevó a la izquierda sueca de vuelta al poder en 2014 y logró mantenerse al acercar a su partido a la centroderecha en las elecciones de 2018.

Ello lo llevó a perder el apoyo del Partido de la Izquierda, y se convirtió en el primer jefe de gobierno sueco en perder una moción de censura.

La moción de censura fue presentada por el partido Demócratas de Suecia, de extrema derecha, luego de que el Partido de la Izquierda anunciara que podría presentarla en protesta contra un plan para reducir el control en el precio de los alquileres.

El conservador Partido Moderado y los Demócratas Cristianos respaldaron la moción, aprobada por 181 integrantes del Parlamento, de 349 escaños.

Después de 11 mociones de censura en la moderna historia política de Suecia, Lofven marcó un precedente no deseado pese a que había mostrado capacidad de sobrevivir diversas a crisis políticas.

- Elecciones generales en 2022 -

Una eventual elección anticipada se celebraría además de los comicios generales programados para 2022, con lo cual habría dos votaciones en poco más de un año.

Hasta ahora, Lofven no ha logrado aplacar al Partido de la Izquierda, con 27 escaños, que rechaza la propuesta de "mercados de alquiler" que permitiría a los dueños de apartamentos fijar libremente los precios de alquiler, algo que la izquierda considera una amenaza a los derechos de los inquilinos.

Si Lofven opta por una elección anticipada, sería la primera en el país desde 1958.

Según una encuesta de Ipsos publicada la semana pasada, la derecha y extrema derecha alcanzarían una leve mayoría parlamentaria en una elección general.

Si Lofven opta por renunciar, correspondería al presidente parlamentario, Andreas Norlen, abrir la negociación para escoger un nuevo primer ministro.

Ello podría abrir las puertas para que el líder del Partido Moderado, Ulf Kristersson, asuma el cargo, según Patrik Kronqvist, columnista del diario Expressen.

El proceso podría ser lento porque Norlen tendría que consultar a cada partido antes de proponer un nuevo jefe de gobierno.

El líder parlamentario tendría que tener el apoyo de 175 legisladores para quien escoja y, si no los alcanza, habría elecciones anticipadas.

cbw/map/pvh/mas/gma

IPSOS

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario