Delitos Sexuales | trans | Homicidios

Reabren investigación sobre asesinatos de mujeres trans que quedaron impunes en la década pasada

El hombre imputado el miércoles, supuesto cabecilla del "comando Barneix", dijo que mató a cinco mujeres trans.

Nicolás Gonella, el hombre imputado el miércoles por producción, almacenamiento y distribución de pornografía infantil (entre otros varios delitos) se atribuye el homicidio de cinco mujeres trans, según detalló la fiscal de Delitos Sexuales Silvia Lovesyo en su dictamen.

En una conversación por chat que mantuvo Gonella con personas en el exterior, y a las que accedió la fiscal Lovesyo tras analizar su computadora y su teléfono celular, el imputado dice haber matado a cinco mujeres trans años atrás.

Esta información llamó la atención del psicólogo y perito judicial Robert Parrado, quien durante años investigó los homicidios de varias mujeres trans sin llegar a dar con el o los culpables.

Parrado dijo a Subrayado que pedirá acceso a la información que recabó la fiscal para analizar si hay una conexión entre los crímenes aún no aclarados y lo dicho por este hombre de 30 años imputado el miércoles, quien además es investigado como presunto cabecilla del “comando Barneix”, que en 2017 amenazó a fiscales, políticos y dirigentes de organizaciones de derechos humanos.

Cronología de los casos

El 23 de noviembre del 2011 comenzó una sucesión de homicidios que marcó a la comunidad trans. El cuerpo de Angela, de 49 años, fue encontrado con tres disparos en una casa abandonada a pocos metros del Arroyo pantanoso.

Tres meses después, el 17 de febrero, una joven apodada “La Brasilera” de unos 30 años, recibió varios disparos mientras trabajaba en el Parque Roosevelt. Fue encontrada con vida e internada de gravedad en el Hospital de Clínicas, pero murió quince días después.

Pasaron pocos días para que nuevamente, en el mismo lugar, otra mujer trans fuera asesinada. Gabriela, de 37 años fue encontrada con tres disparos en la nuca y con todas sus pertenencias. Un paseador de perros que transitaba por la zona norte del Parque Roosevelt fue quien la halló y dio aviso a la policía.

El 22 de abril del 2012, Cassandra de 39 años fue encontrada también con un tiro en la nuca en las inmediaciones de Lima y Paraguay, barrio Aguada. Al tener sus pertenencias entre otros resultados de las pericias, la policía descartó que se tratara de un robo.

El 23 de setiembre del mismo año, se produjo el quinto caso que aún sigue sin aclararse. Kiara de 25 años, fue encontrada mutilada y prendida fuego en el barrio Prado. También tenía un disparo en la nuca con un arma calibre 22. Desde entonces su madre reclama justicia y pide aclarar el caso.

En 2013, se eligió el día de su muerte para conmemorar el Día nacional de la reivindicación de las identidades trans, que se recuerda cada 23 de setiembre.

Dejá tu comentario