Nacional

¿Quién es el peligroso delincuente que mató al guardia?

"El Ricky" cometió 90 rapiñas en tres años. Es un fugado serial de los hogares del INAU y ex integrante de la banda de la granada. Sus amigos: "El Prandon" y "El Tatín".

El menor apodado "el Ricky" fue uno de los protagonistas del asesinato del guardia del Discount Bank. Una cámara callejera tomó el momento en que el delincuente corre despavorido, y pasa por un comercio a media cuadra del Discount Bank, donde acababan de balear al guardia de seguridad tras un forcejeo. 

El ladrón, con una camiseta de Uruguay, fue identificado además en las cámaras del banco y reconocido por la Policía como un adolescente fugado del INAU y partícipe de una rapiña a un Abitab cometidad el pasado lunes, con la misma moto que abandonaron en la puerta del Discount.

La cámara del banco registra además cómo sucedieron los trágicos segundos, desde que el guardia Luis Moreira de 42 años interceptó a los dos jóvenes en la puerta y les indicó que debían sacarse los gorros. 

El primero amagó a hacerlo y sacó su arma, y el guardia en un movimiento temerario le tomó la mano y comenzó a forcejear con él mientras intentaba desenfundar su propia arma.  

Cuatro segundos dura esa escena hasta que suena el disparo y el guardia cae herido de muerte.  

Los ladrones huyen del lugar y el guardia es atendido pero fallece en un sanatorio debido a heridas en el abdomen. 
Aún no hay detenidos por este crimen, pero la Policía sabe de quién se trata. Si bien en otros momentos su madre lo entregó a la Policía, eso hasta ahora no ha sucedido.

HISTORIAL DE EL RICKY. El miércoles 13 de abril, "El Ricky" se fugó por enésima vez de un hogar del INAU. Las autoridades citaron a funcionarios, se abrieron sumarios penales y anunciaron investigaciones, pero las fugas siguieron, se inauguró un nuevo instituto penal para jóvenes infractores, se removió a su gerente, se nombró a uno nuevo y "El Ricky" siguió sin aparecer. Tampoco apareció "El Prandón", su compañero de fuga.

Ambos manejan todos los secretos de los sistemas de reclusión para menores. Son temidos por los funcionarios y admirados por sus iguales.

¿Quién es "Ricky"? Se trata de un joven de 17 años que lidera una banda de menores de Malvín Norte. Tiene seis expedientes judiciales abiertos por delitos violentos y no cumplió ninguna condena porque se fugó cada vez que lo derivaron a la Colonia Berro. En cada fuga, el procedimiento judicial se detiene.

Por poner sólo un ejemplo: el 19 de abril de 2010 cuatro menores del Hogar Piedras simularon tres tentativas de fuga masiva para distraer a la guardia policial y permitir que "El Ricky" se fugara. El INAU y la Policía todavía "investigan" cómo el menor burló el doble cerco de seguridad policial.

El 23 de mayo  de 2010 -menos de un mes antes- "El Ricky" se había fugado del Hogar Piedras junto con cinco menores después de estar solo dos días internado.

La Policía atribuye a "El Ricky" un corto pero intenso historial de violencia con más de 90 rapiñas. Forma parte de una generación de delincuentes juveniles altamente peligrosos con varios años de actividad. "El Talibán", el "Prandon", "El rey" y "El Tatín" son los alias con los que se han hecho reconocidas a través de la crónica policial.

Carlos Gabriel Nizorio Franco, alias "Tatín" y "El Ricky" formaron parte de las bandas "de la granada" y "del marrón". Se enfocaron undamentalmente en locales de pago, supermercados y restoranes de Malvín Norte, Buceo, Villa Española y La Unión, como la pizzería "Gazpacho y La Pasiva de Pando.

La osadía del menor es parte de su fama. El 3 de junio del año pasado, "El Ricky" y otros dos menores protagonizaron un violento atraco en el restobar "Gazpacho" de la Unión. Allí se abrió paso a tiros baleando en las piernas a un cliente y a un joven repartidor, al que hurgó en los bolsillo en busca de dinero, mientras el herido se debatía en el suelo.

El periplo delictivo de "El Ricky" comenzó a los 14 cuando apuñaló con un cuchillo de cocina a un "rastrillo" que asolaba el barrio, porque "no iba a permitir que robara a nadie". Por el delito de lesiones fue internado en un hogar del INAU y enseguida se fugó. Poco después, comenzó su carrera de rapiñas.

El último episodio conocido antes del assesinato del guardia se seguridad del Discount Bank Luis Alberto Moreira, de 42 años, fue otro episodio del que nadie se sentiría orgulloso.

Su madre lo denuncia por amenazas. La mujer se vio obligada a huir de Montevideo ante la certeza de que "El Ricky" cumplirá su promesa de "volarle la cabeza". Cristina lo había entregado en una de las últimas internaciones y se la tenía jurada. Hace diez meses, la llamó y le dijo: "voy a mandar a alguien para matarte por buchona".

Hasta los 13 años "El Ricky" se crió junto a su madre y tres hermanos -una chica y dos mellizos- en un apartamento de Euskal Erría. El hermano mayor se crió con otros familiares en La Tablada. El padre se fue a trabajar al extranjero, pero se mantuvo en contacto con la familia.

En una entrevista con El País hace dos semanas, Cristina G. la madre de "El Ricky", evangelista practicante, explicó por qué denunció a su hijo:  "Todos los padres deberían denunciar a sus hijos que cometen delitos. Si voy a pagar por todos los atracos de mi hijo me muero dentro de la Cárcel de Mujeres. Yo amo a mi hijo, pero no pude con las junta. Por eso pedí auxilio al INAU".

Dejá tu comentario