¿Quién es Bolsonaro, el hombre que está cerca de lograr la Presidencia de Brasil?

Un capitán de artillería que habla contra las mujeres, los gays, que añora la dictadura militar, es el candidato preferido de la ciudadanía. ¿Qué pasó?

“Los brasileños quieren un héroe”, dijo a The New York Times Daniel Machado, profesor de mercadotecnia política.

Así explica el analista el ascenso de Jair Bolsonaro, un militar retirado del arma de artillería nacido en San Pablo 63 años.

jair-versus-fernando.jpg

¿Quién es este descendiente de italianos? Se casó tres veces. Tuvo cinco hijos.

Su apellido es tan poderoso que sus tres hijos mayores también están en política.

Eduardo es diputado federal y comparte asientos con el padre en Brasilia, Flávio era diputado en la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro y ahora es favorito para llegar a la política nacional como senador, y Carlos tiene el papel más discreto; trabaja como concejal en el Ayuntamiento de Río.

Incluso Eduardo Bolsonaro, de 34 años. fue reelegido legislador por el estado de San Pablo con más de 1,8 millones de votos, según el conteo de actas casi al 100 por ciento. Es el diputado más votado de la historia de Brasil.

Los tres replican el discurso del padre y son los encargados de socorrerle cuando suelta sus numerosos exabruptos.

Intentan matizar sus palabras, la mayoría de veces acusando a la prensa de sacar sus frases de contexto.

"No quiso decir eso". "No es exactamente así", "Hay una campaña en su contra".

Además, Bolsonaro tiene otros dos hijos más pequeños; Renan, de 19 años, y Laura, de siete. Ésta última fruto de su relación con su actual pareja.

Sobre ésta última se le atribuye una de sus célebres frases: "Tengo cinco hijos. Cuatro varones y en la última tuve un momento de debilidad y salió niña”, declaró.

Se formó en el escuadrón de Aguilas Negras en 1977. Documentos secretos producidos por el Ejército Brasileño en la década de 1980 muestran que superiores de Bolsonaro lo evaluaron como dueño de una «excesiva ambición en realizarse financiera y económicamente»

Hasta tal punto era su obsesión por el dinero que siendo militar, los fines de semana que tenía libres se iba con otros soldados al interior del estado de Bahía a buscar pepitas de oro. Él alegaba que lo hacía "por higiene mental".

Hace un año, su candidatura era considerada descabellada.

Sus seguidores le apodan "El Mito", pero en su trayectoria vital no abundan las gestas heroicas

Fue un legislador de escasa visibilidad durante siete legislaturas hasta que se convirtió en presidenciable.

En enero de 2018, anunció su filiación al Partido Social Liberal (PSL),3 el noveno partido político de su carrera desde que fue elegido concejal en 1989.

Pero un año después gana en primera vuelta a dos puntos porcentuales de la mayoría absoluta.

Su competidor inmediato, el economista Fernando Haddad, exministro de Educación y ex alcalde de San pablo, ha sido el sucesor de Lula y no alcanzó a cumplir con las expectativas que había sobre él. Su escasa llegada a las bases influyó bastante.

A Bolsonaro las cosas no le pudieron salir mejor, incluso en la desgracia. Las últimas semanas de campaña las vivió en una cama de hospital trasmitiendo sus discursos vía Facebook mientras se recuperaba de las heridas propinadas por un fanático opositor.

Al parecer, a su base de votantes no le importa mucho su discurso incendiario en el que las mujeres son ignorantes, llamó "homosexual" a Lula y la Dilema "asaltante a mano armada".

La misoginia de Bolsonaro ha llegado a cuestionar que las mujeres deban ganar el mismo sueldo que los varones y le dijo a una legisladora que era demasiado fea como para violarla.

Por supuesto, el crecimiento de Jair Messías Bolsonaro se explica también por el Brasil que está quedando atrás.

El candidato prometió enfrentar la tasa récord de homicidios en 2016 con 62.517 víctimas.

A su entender, hay que facilitar el acceso a las armas y otorgarle a la policía mayor autoridad para matar.

Hace poco, uno de los hijos del candidato publicó una fotografía en la que simulaba que torturaba a un opositor.

Según consigna estos días en New York Times (NYT), el compañero de fórmula de Bolsonaro, un general jubilado, dijo que una intervención militar podría ser la única forma de depurar la corrupción de la política de ese país.

Según las últimas encuestas de Gallup, casi el 77 por ciento de los encuestados consideran que el actual gobierno es muy corrupto. A esto se suma, según el análisis que realiza el New York Times, a fuerte desconfianza en los medios de comunicación. Fue Bolsonaro quien puso en agenda las críticas a los medios porla difusión de "fake News" durante la campaña.

En tanto, la falta de proyecto de país que le atribuyen a Bolsonaro y su propuesta, tiene algo casi seguro: la reversión total o parcial del gasto público que dejo el PT.

Es en ese marco que Bolsonaro reaccionó mal cuando los periodistas le preguntaron sobre sus planes para la economía, por ejemplo. “Soy un capitán”, vociferó durante una revista televisada en la cadena Globo News. “¿Por qué hablaría de la economía?”, recuerda en NYT.

Esta es una de las razones por las que los expertos consideran que no está capacitado para enfrentar algunos de los complejos problemas que enfrenta el país.

“El Ejército tenía un plan cuando tomó el poder en 1964 y estableció una dictadura”, dijo Heloísa Starling, historiadora de la Universidad Federal de Minas Gerais. “Tal vez hayamos estado en desacuerdo con ese plan, pero lo tenían. Él no tiene un plan para el país”.

Los analistas creen que Paulo Guedes, un economista graduado de la Universidad de Chicago que Bolsonaro ha dicho que nombraría como su ministro de Finanzas, será quien lleve adelante las reformas que controlarán el déficit que creció con el gobierno del Partido de los Trabajadores.

Embed

DENUNCIA DE VIOLENCIA DE GÉNERO

El diario Folha de São Paulo publicó unos documentos que prueban que, en 2011, una ex mujer del candidato huyó a Noruega con el hijo de ambos, Renan, tras ser amenazada de muerte por el político.

Esta supuesta actitud, consignada en diarios como El Mundo de España, llegó a ser un tema diplomático luego que Bolsonaro realizara una gestión ante el Ministerio de Relaciones Exteriores para averiguar el paradero de su hijo, quien habría sido llevado al extranjero por su ex esposa.

Según testimonios recopilados por la prensa local, la ex mujer de Bolsonaro tenía miedo y aseguraba que su vida corría peligro: "Mi cabeza vale 50.000 reales (10.600 euros)", habría dicho a su entorno más cercano.

No obstante, informa El Mundo, ahora la mujer utiliza ese mismo apellido para postularse a diputada por el partido conservador Podemos.

Y AHORA

En la actualidad, Bolsonaro está casado con Michelle, una joven secretaria que conoció en los pasillos del Congreso en 2007.

Al poco de empezar su relación, el diputado la contrató como asesora de su partido y le triplicó el salario,

No se sabe mucho de ella, salvo que es muy religiosa.

Hasta 2016, rezaba en la Asamblea de Dios Victoria en Cristo, una de las iglesias evangélicas más radicales.

La pareja se dio el 'sí, quiero' ante el mediático y ultraconservador pastor Silas Malafaia.

La pareja comparte una mansión frente a la playa en Barra de Tijuca, el barrio de Río de Janeiro de los nuevos ricos cariocas.

ALGUNAS FRASES

"Sería incapaz de amar a un hijo homosexual. Prefiero que un hijo mío se muera en un accidente a que aparezca con un bigotudo por ahí".

"El gran error de la dictadura fue torturar y no matar".

"Mis hijos nunca tendrán una novia negra porque han sido bien educados..."

Dejá tu comentario