AFP

¿Qué deja el primer año de gestión de Luis Arce como presidente de Bolivia?

El izquierdista Luis Arce, delfín del expresidente Evo Morales (2006-2019), cumplió este lunes un año a la cabeza de Bolivia.

El izquierdista Luis Arce, delfín del expresidente Evo Morales (2006-2019), cumplió este lunes un año a la cabeza de Bolivia.

Con su predecesora, Jeanine Áñez, presa por su supuesta participación en un "golpe de Estado" contra Morales y en medio de una huelga de gremios opositores, el economista de 58 años defendió su gestión ante el Congreso entre gritos y silbidos de parlamentarios de oposición.

"Al asumir el mandato, el país se encontraba sumido en una crisis productiva profunda", dijo Arce durante un discurso de dos horas en el que aludió una y otra vez al supuesto "gobierno de facto" instaurado entre 2019 y 2020 por Áñez, y reivindicó la "reconstrucción del país".

A doce meses de haber ganado en primera vuelta con el 55,11% de los votos, ¿cuáles han sido los puntos fuertes y débiles de la presidencia de Arce?

Para el politólogo Marcelo Arequipa, de la Universidad Católica de Bolivia, "el punto más alto es el manejo de la pandemia en relación a las vacunas" contra el covid-19.

Pero, a pesar de la alta disponibilidad de vacunas, el escepticismo de la población continúa y Bolivia es el país con la menor tasa de vacunación de Sudamérica, de acuerdo con un recuento de la AFP.

Arequipa, doctor en ciencias políticas por la Universidad Autónoma de Madrid, agregó que Arce "logró estabilizar la economía" aunque "no hacerla crecer".

En 2020, el PIB tuvo una disminución histórica del 8,8%, tendencia similar a la de varios países en medio de la pandemia, aunque superior al 3,4% de caída del PIB global estimado por el Banco Mundial.

La tendencia se revirtió este año, con un crecimiento de 9,4% en el primer semestre, algo que el mandatario celebró durante su rendición de cuentas.

- Cuentas pendientes -

Para Arequipa, los desafíos de Arce para el próximo año serán lograr que la economía crezca en comparación con sus niveles de antes de la pandemia, organizar el retorno total de la educación presencial y, sobre todo, impulsar una reforma judicial.

Un informe presentado el 18 de agosto por expertos independientes contratados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) cuestiona la independencia del sistema judicial boliviano y señala que se debe revisar la existencia de "tipos penales ambiguos" para evitar su utilización "de manera arbitraria".

"Magistrados y fiscales están expuestos a presiones (...), en particular de sectores políticos", sentencia el informe.

Ante la recomendación de los expertos, Arce se comprometió a impulsar una reforma judicial "al servicio del pueblo y no del dinero" y anunció una Cumbre Nacional de Justicia para 2022.

Varios políticos de la oposición enfrentan procesos judiciales que denuncian como arbitrarios. Entre ellos está Áñez, en prisión preventiva desde hace casi ocho meses y sin fecha prevista para el comienzo de al menos dos juicios en su contra.

"Hay una persecución sistemática a la oposición", aseguró el expresidente de centro Carlos Mesa (2003-2005), que perdió las elecciones de 2020 contra Arce.

Para Mesa, la detención de Áñez marcó "la decisión del gobierno Arce-Evo Morales de llevar a Bolivia al modelo venezolano, de la autocracia, del fin del Estado de derecho".

El gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) también recibió críticas este lunes por saludar la "vocación democrática" de las elecciones de Nicaragua, en la que solo participó el oficialismo porque los demás aspirantes estaban presos o exiliados.

"Bolivia es completamente distinto a Venezuela y a Nicaragua en esa deriva más autoritaria en términos judiciales", matizó Arequipa. "No creo que en Bolivia vaya a ocurrir eso porque tenemos una sociedad civil muy organizada".

"Las últimas leyes que no se han podido aprobar no han sido producto de la oposición política partidaria, sino que han sido detenidas por la presión de los sectores afines al MAS", concluyó.

msr/dl

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario