AFP

Productores de soja de Brasil tildan de "proteccionista" plan contra deforestación de UE

La propuesta de la Unión Europea de prohibir la importación de determinados productos que favorezcan la deforestación es un "proteccionismo disfrazado de preservación medioambiental", afirmó este martes la Asociación de Productores de Soja (Aprosoja) de Brasil, país líder en exportación de este grano.

La propuesta de la Unión Europea de prohibir la importación de determinados productos que favorezcan la deforestación es un "proteccionismo disfrazado de preservación medioambiental", afirmó este martes la Asociación de Productores de Soja (Aprosoja) de Brasil, país líder en exportación de este grano.

La propuesta de legislación, presentada por la Comisión Europea el 17 de noviembre, "es una afrenta a la soberanía nacional y coloca en la misma bolsa la transformación del uso del suelo permitida por ley y la deforestación ilegal, que ya es castigada según la legislación brasileña", criticó en un comunicado la Aprosoja.

"La Unión Europea tiene que entender que ya no es más la metrópoli del mundo y que Brasil y el resto de países de Sudamérica dejaron de ser sus colonias", fustigó la asociación.

Y añadió: "Si los europeos están preocupados con nuestras selvas, podrían aprovechar la calidad de sus tierras para replantar sus bosques e instituir, como aquí, la reserva legal y las áreas de protección permanentes dentro de las propiedades rurales", en referencia a la obligación de preservar entre 20% y 80% de la vegetación nativa prevista en el código forestal brasileño.

Bruselas propuso prohibir la importación de madera y otros productos como soja, carne vacuna, aceite de palma, cacao y café que contribuyan con la deforestación, una iniciativa que las ONG medioambientalistas desearían ver ampliada a otros sectores.

El plan, que será debatido el próximo año por los Estados miembro de la UE y por los eurodiputados, exigiría que las empresas interesadas en exportar demuestren que los productos están certificados como "libres de deforestación".

Las reglas podrían afectar a países como Brasil, en momentos en que la inquietud europea por la deforestación desenfrenada en la región amazónica está retrasando la adopción del acuerdo comercial UE-Mercosur.

El Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil divulgó la semana pasada nuevos datos que estiman que entre agosto de 2020 y julio de 2021 fueron deforestados 13.235 km² en la Amazonía brasileña, un aumento de 22% respecto a igual periodo anterior y los peores niveles en 15 años.

El tercer aumento anual de la deforestación en el bioma bajo el gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro pone en entredicho la promesa de Brasil de revertir esta tendencia y eliminar la deforestación ilegal para 2028, como se comprometió en la última conferencia de la ONU sobre el cambio climático, la COP26.

lg/mel/app/mr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario