AFP

Prisión condicional para espía de Cámara de Diputados alemana en beneficio de Rusia

La justicia alemana condenó el jueves a un antiguo empleado de una empresa de seguridad informática a dos años de prisión condicional por haber transmitido datos sobre la Cámara de Diputados alemana a Rusia.

La justicia alemana condenó el jueves a un antiguo empleado de una empresa de seguridad informática a dos años de prisión condicional por haber transmitido datos sobre la Cámara de Diputados alemana a Rusia.

El alemán Jens F., de 56 años, fue declarado culpable de espionaje a favor de una entidad extranjera por haber entregado en 2017 a un agregado militar de la embajada rusa un CD que contenía más de 300 archivos de planos de los edificios utilizados por la Bundestag.

Se sospecha que este agregado militar, destinado en Berlín, fue empleado del servicio de inteligencia militar ruso GRU.

Jens F. tenía un pasado marcado políticamente. Antiguo oficial de una división blindada del ejército de Alemania del este, fue entre 1984 y 1990 colaborador no oficial de la Stasi, la policía política de la antigua RDA, según la revista Spiegel.

Se le había ofrecido una declaración de culpabilidad con una pena de prisión de 20 meses a 2 años, pero no se le dio curso. La fiscalía había solicitado una pena de dos años y nueve meses de prisión, mientras que la defensa había declarado la absolución, alegando que no había pruebas de que Jens F. hubiera transmitido los documentos al agregado militar.

Según su abogado Friedrich Humke, la fiscalía basó sus acusaciones únicamente en el pasado de su cliente y sus actividades en la antigua Alemania del este comunista.

Este asunto se añade ya a varios litigios entre Alemania y Rusia, y Berlín acusa a este último de injerencia y de estar implicada en varios casos de espionaje.

En 2015, Rusia fue acusada de piratería informática a gran escala contra la Bundestag y los servicios de la canciller Angela Merkel. Al mismo tiempo, los piratas informáticos habían obtenido datos personales de un correo electrónico de Merkel entre 2012 y 2015.

En junio, un científico ruso que trabajaba en una universidad bávara fue arrestado bajo sospecha de espionaje para Moscú.

Por último, un tribunal juzga desde hace casi un año a un hombre sospechoso de haber asesinado en 2019, por orden de Moscú, a un georgiano de la minoría chechena en un parque de Berlín.

dac/ilp/lch/mab

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario