Presos obligan a familiares a prostituirse a cambio de drogas

Denuncian que el intercambio se da los días de visita en el Comcar y en la cárcel de Canelones. Alertan que el "peaje" sexual es habitual a los recién llegados.

 

El comisionado parlamentario para el sistema carcelario, Álvaro Garcé, denunció que en el Comcar y en el centro de reclusión de Canelones funciona un sistema de prostitución ilegal, de intercambio de sexo por drogas y violaciones.

Garcé aseguró que los presos pagan deudas generadas por el consumo de drogas con sexo. Los internos obligan a sus parejas o hermanas a mantener relaciones sexuales con otros reclusos en los boxes o en carpas improvisadas para las visitas conyugales. 

“Es una situación instalada y absolutamente inconveniente. No se puede frenar ese fenómeno”, expresó a El País.

Por otra parte, el comisionado aseguró que las violaciones a los recién llegados a las cárceles es una práctica “habitual y extendida”.

Garcé advirtió que en muy pocos casos se dan a conocer estas situaciones ya que existe un código de silencio entre los internos, aunque reconoció que existe una decena de denuncias al respecto.

La falta de seguridad para los denunciantes es un tema pendiente para el Instituto Nacional de Rehabilitación, ya que si denuncian s6on sometidos a un aislamiento por los propios reclusos.

Garcé reconoció que muchos de los afectados han perdido la posibilidad de trabajar o estudiar a raíz del castigo “social” impuesto por sus colegas.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, reconoció a Subrayado que existen irregularidades, pero que no está en conocimiento de la red de prostitución ilegal en las cárceles.

Bonomi anticipó que en las próximas horas se reunirá con Garcé y espera que el comisionado parlamentario lo ponga en conocimiento de los hechos denunciados.

Dejá tu comentario