AFP

Presidente de Uganda promete encontrar a los autores del atentado en Kampala

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, calificó este domingo de "acto terrorista" la explosión que se saldó el sábado con la muerte de una persona y cinco heridos en Kampala, capital de este país de África oriental, escenario de atentados por parte de grupos yihadistas de la región.

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, calificó este domingo de "acto terrorista" la explosión que se saldó el sábado con la muerte de una persona y cinco heridos en Kampala, capital de este país de África oriental, escenario de atentados por parte de grupos yihadistas de la región.

"Parece ser un acto terrorista, pero encontraremos a los autores", dijo Museveni en un mensaje publicado en su cuenta Twitter.

El jefe de Estado fue informado de que tres personas habían dejado un paquete que luego estalló en el lugar.

La explosión ocurrió el sábado hacia las 21H00 (18H00 GMT) en una calle donde hay numerosos restaurantes populares del barrio Kawempe, en el norte de Kampala, comunicó la policía.

"La población no debe tener miedo, vamos a derrotar a estos criminales como hemos derrotado todos los crímenes cometidos por esos cerdos que no respetan la vida", agregó el presidente.

El toque de queda nacional contra el coronavirus entró en vigor a partir de las 19H00 en Uganda, pero se aplica de manera uniforme.

El alcalde del barrio Kawempe de Kampala, Emmanuel Sserunjogi, indicó que el atentado tuvo lugar en un área popular de vida nocturna.

"La comunidad está asustada. Fue un acto terrible. La gente se despertó con el sonido de la bomba", dijo a la AFP.

El 8 de octubre, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó un atentado con bomba contra una comisaría en Kawempe, cerca del lugar donde se produjo la explosión del sábado.

Desde entonces, Reino Unido y Francia han advertido a los viajeros de posibles atentados y pedido a Uganda que vigile los lugares altamente transitados como los restaurantes, bares y hoteles.

- El grupo ADF acusado -

En agosto, Uganda afirmó haber frustrado un ataque suicida con bomba durante el funeral nacional de un alto comandante del ejército, Paul Lokech, que había liderado la lucha en Somalia contra los rebeldes islamistas Al Shabab, vinculados a Al Qaida, como comandante en la operación de la Unión Africana en ese país.

También había participado en la República Democrática del Congo (RDC) en una operación del ejército de Uganda contra las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), un grupo rebelde musulmán que surgió en Uganda, pero que se ha arraigado durante casi 30 años en la RDC, donde se le acusa de haber matado a miles de civiles.

El presidente ugandés culpó del intento de ataque en el funeral del general Lokech a los "terroristas de ADF".

El EI presenta al ADF como su rama en África central. En marzo, Estados Unidos incluyó a este grupo en la lista de "organizaciones terroristas" afiliadas a ISIS.

En julio, la policía de Uganda anunció que había arrestado a cuatro sospechosos y había matado a un quinto en la investigación de un intento de asesinato contra el ministro de Transportes y exjefe del ejército, el general Edward Katumba Wamala, atribuido a un "célula terrorista".

Los sospechosos se habían entrenado con el ADF en la RDC y habían "comenzado a reactivar las células terroristas locales" en Uganda, señaló la policía.

El general Katumba Wamala fue disparado y herido el 1 de junio en el norte de Kampala por motociclistas enmascarados que atacaron su vehículo, matando a su hija y a uno de sus guardaespaldas.

En 2010, dos atentados con bomba en Kampala contra aficionados que veían la final del Mundial de la FIFA provocaron 76 muertos. Ambos ataques fueron reivindicados por Al Shabab.

np/sst/rsc/es

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario