PRÓXIMO VIVO 17:55HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER

Presidente de Túnez extiende suspensión de parlamento

El presidente de Túnez, Kais Saied, extendió "hasta nueva orden" la suspensión del parlamento vigente desde el 25 de julio, una medida que generó denuncias de golpe de Estado.

24 de agosto de 2021, 15:15hs

El presidente de Túnez, Kais Saied, extendió "hasta nueva orden" la suspensión del parlamento vigente desde el 25 de julio, una medida que generó denuncias de golpe de Estado.

"El parlamento es un peligro para el Estado", dijo el martes Saied durante una entrevista con el ministro de Comercio, Mohamed Bousaid.

Saied "emitió un decreto presidencial que prolonga las medidas de excepción relativas a la suspensión de las actividades de todos los diputados hasta nueva orden", indicó la presidencia en un breve comunicado divulgado por Facebook.

El 25 de julio, Saied invocó la Constitución para atribuirse plenos poderes, destituir al jefe de gobierno y suspender el parlamento durante 30 días.

El presidente dijo entonces que él se encargaría del poder ejecutivo con "la ayuda del gobierno", que sería dirigido por un nuevo primer ministro.

"Las instituciones políticas actuales y su forma de funcionar representan un riesgo constante para el Estado", afirmó para justificar las medidas tomadas.

La decisión fue denunciada como un "golpe de Estado" por juristas y adversarios, en particular por el partido islamista Ennahdha, principal fuerza parlamentaria de este país afectado por meses de estancamiento político y un alarmante avance del covid-19.

Tras las medidas, el presidente Saied no ha designado un nuevo gobierno ni ha presentado su "hoja de ruta", reclamados por partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil.

Ante los reclamos opositores, Saied ha repetido que actuó estrictamente "dentro del marco de la ley" y de la Constitución de 2014.

Muchos tunecinos, exasperados con la clase política, acogieron con entusiasmo las medidas de Saied con la esperanza de que tomara acciones firmes contra la corrupción y la impunidad en el país, que enfrenta una difícil situación social, económica y sanitaria.

- Régimen de excepción -

Pero aunque el presidente goza de fuerte popularidad, sus medidas preocupan a la comunidad internacional, que teme que el país, cuna de las primaveras árabes, regrese al autoritarismo.

La "purga" anticorrupción iniciada por el presidente tras las medidas de julio suscitan preocupación y temor de un retroceso de las libertades en Túnez.

Antiguas autoridades, empresarios, jueces y diputados han sido blanco de detenciones, prohibiciones de viaje y arrestos domiciliarios bajo la sola decisión del ministerio del Interior y sin justificación, denunciaron defensores de los derechos humanos.

Saied, un académico del derecho, se presenta desde su llegada al poder en 2019 como un conocedor de la Constitución y justifica sus acciones con base en el artículo 80 de la carta magna, que contempla medidas excepcionales en caso de "peligro inminente" para la seguridad nacional.

"La libertad de desplazamiento es un derecho constitucional que me comprometo a garantizar", aseguro Saied la semana pasada. "Pero ciertas personas deberán rendir cuentas a la justicia antes de poder viajar", aclaró.

Los partidos políticos figuran entre los más afectados por las medidas del presidente, en especial Ennahdha, que se encontraba ya debilitado.

Este lunes, poco antes del anuncio de Saied, el partido islamista anunció la salida de su directiva.

El líder del partido, Rached Ghannouchi, decidió poner fin a las funciones de todos los integrantes y formar una nueva directiva "para responder a las exigencias del período actual con la eficiencia que se requiere", dijo el partido en un comunicado.

ila/ahe/mas/ll/grp

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario