AFP

Presidente de México ofrece garantías al asesino de excandidato presidencial para ampliar testimonio

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofreció este jueves garantías a un hombre condenado por el asesinato del excandidato presidencial Luis Donaldo Colosio, ocurrido en 1994, en caso de que quiera aportar nueva información sobre el magnicidio.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofreció este jueves garantías a un hombre condenado por el asesinato del excandidato presidencial Luis Donaldo Colosio, ocurrido en 1994, en caso de que quiera aportar nueva información sobre el magnicidio.

"Si la familia del señor (Mario) Aburto y él mismo tienen algo que decir sobre su proceso que signifique otra versión sobre los hechos, y si él puede expresar, probar, que fue torturado, que está amenazado y que por eso ha guardado silencio (...) el Estado mexicano lo protegería", afirmó el mandatario en su conferencia matutina.

Este ofrecimiento se produce luego de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH, defensoría) recomendara esta semana a la fiscalía general reabrir el caso, tras hallar evidencia de que los agentes que lo detuvieron luego del crimen "incurrieron en actos de tortura en su contra".

Aburto fue detenido el 23 de marzo de 1994 en la ciudad fronteriza de Tijuana (noroeste) momentos después de haber disparado, según la investigación, contra Colosio, quien había realizado un mitin político como candidato del entonces oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI).

"Nos interesa mucho el que no haya ninguna duda, ninguna sospecha sobre este lamentable asesinato de Luis Donaldo Colosio. Fue una vileza lo que le hicieron. Entonces, sería un acto de justicia y, por lo mismo, es un asunto de Estado", agregó López Obrador.

La Secretaría de Seguridad está revisando la recomendación de la CNDH y responderá "en breve", indicó en la misma conferencia la titular de esa cartera, Rosa Icela Rodríguez.

La defensoría recomendó a la fiscalía investigar la detención del señalado homicida para "subsanar deficiencias y llegar al pleno esclarecimiento de los hechos".

Según las investigaciones, Aburto, actualmente de 51 años, admitió ser el asesino de Colosio y haber actuado por cuenta propia. Fue condenado a 45 años de prisión.

Rodríguez aseguró también que el reo no está incomunicado y goza de buena salud, en respuesta a denuncias de familiares de que no lo ven desde que fue encarcelado y que lleva un mes incomunicado.

Aburto ya ha denunciado torturas anteriormente y ha solicitado a la CNDH interceder para ser trasladado a una prisión del estado Baja California (noroeste), donde reside su familia.

Actualmente permanece en una cárcel del central estado de Guanajuato, según la defensoría.

jla/axm/yo

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario