AFP

Presidente bielorruso anuncia el desmantelamiento de "células terroristas durmientes" occidentales

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, anunció este viernes el desmantelamiento de "células terroristas durmientes" relacionadas, según él, con países occidentales, a las que acusa de querer derrocarlo.

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, anunció este viernes el desmantelamiento de "células terroristas durmientes" relacionadas, según él, con países occidentales, a las que acusa de querer derrocarlo.

La última diatriba del mandatario llega después de que varios países occidentales sancionaran a sectores claves de su muy debilitada economía en respuesta a la represión de Minsk contra los opositores.

"Hemos desmantelado hoy células terroristas durmientes", afirmó el mandatario bielorruso de 66 años, citado por su servicio de prensa.

"El objetivo de esas células", que estarían vinculadas a Alemania, Ucrania, Estados Unidos, Polonia y Lituania, era "derribar al régimen de forma violenta", aseguró Lukashenko, que lleva 27 años en el poder.

A su juicio, las actividades de esas células estaban coordinadas a través de un canal en el servicio de mensajería Telegram, llamado "Regimientos de autodefensa de Bielorrusia", que contaría con 2.500 seguidores y pertenecería a un "ciudadano alemán".

Estas fuerzas habrían intentado hacer explotar un centro de comunicación naval ruso situado en la ciudad bielorrusa de Vileyika, a un centenar de kilómetros al noroeste de Minsk, dijo Lukashenko, precisando que había hablado de ello con su homólogo ruso, Vladimir Putin.

"Todos los participantes de este acto terrorista [...] fueron encontrados en cuestión de 48 horas y detenidos", informó.

- "Loco" -

Franak Viacorka, un consejero de la líder opositora bielorrusa Svetlana Tijanóvskaya, sugirió que el último arrebato de Lukashenko no presagiaba nada bueno para los extranjeros y que quizá estaría "buscando un pretexto para tomar medidas severas contra diplomáticos"

"Loco", tuiteó.

El presidente bielorruso también afirmó este viernes que "un número enorme de armas circulaba hacia Bielorrusia desde Ucrania" y anunció que había ordenado a los guardias fronterizos cerrar "definitivamente" la frontera con el país vecino.

Además, el mandatario apuntó que, el jueves por la noche, los servicios especiales habían frustrado un intento de asesinato contra un periodista y presentador de la televisión pública, Grigori Azarenok, conocido por sus declaraciones afines al régimen.

"Querían llevárselo a un bosque y cortarle la lengua", dijo Lukashenko.

El dirigente bielorruso cuenta con el firme apoyo de Rusia y ha acusado a Occidente en varias ocasiones de querer "desestabilizar" a su país para poder derrocar al gobierno.

Desde las elecciones del pasado agosto, en las que Lukashenko se declaró ganador, Bielorrusia ha estado sumida en una crisis política.

La oposición sostiene que los comicios fueron amañados pero las autoridades han reprimido cualquier manifestación contra el régimen, dejando de momento varios muertos y miles de detenidos.

Las tensiones entre Bielorrusia y los europeos se acentuó a raíz de esa campaña de represión y del desvío de un avión comercial, el pasado mayo, por parte de las autoridades bielorrusas para detener a un periodista crítico que viajaba a bordo.

El lunes, Minsk anunció que suspendía su participación en la Asociación Oriental de la Unión Europea (UE) y convocó a su embajador en Bruselas, en represalia por las sanciones europeas adoptadas por la represión política.

bur-mp/sg/jz-jvb/tjc

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario