Nacional

Polémica por participación de militares en seguridad pública

La posibilidad de que se le asignen nuevas tareas a los militares en el combate a la delincuencia abrió el debate político. Este lunes se reunió gabinete de seguridad.

 

El gobierno evalúa nuevas medidas para combatir la inseguridad y entre ellas se prevé una nueva participación de las Fuerzas Armadas en tareas de la seguridad pública. Así lo dijo el vicepresidente Danilo Astori la semana pasada tras participar del Día del Ejército en Durazno.

Aunque el gobierno aún no especificó qué nuevas tareas pretende asignarle a los militares, el tema ya generó el debate entre los partidos políticos.

El senador colorado, Pedro Bordaberry, advirtió que está en contra de que las Fuerzas Armadas participen en el combate a la delincuencia.

Consultado por Subrayado dijo que se corre el riesgo de "perder el equilibrio" y advirtió que así puede repetirse lo que ocurrió en 1973, cuando después que se le pidió a los militares que combatan a los Tupamaros, dieron un golpe de Estado.

Por su parte, el senador nacionalista Jorge Larrañaga dijo a Subrayado que su propuesta es la de crear una Guardia Civil, al estilo de la que hay en España o en Chile, compuesta por militares bajo el mando del Ministerio del Interior. Para ello presentará un proyecto de ley en los próximos días.

A su vez, la senadora del Frente Amplio, Mónica Xavier, dijo que su sector, el Partido Socialista, siempre estuvo en contra de darle a los militares tareas que le corresponden a la policía. Recordó incluso que se opusieron a la custodia militar en las cárceles, pero que acompañaron la iniciativa por disciplina partidaria.

El presidente José Mujica reunió este lunes por tercera vez en una semana a su gabinete de seguridad. Como en las reuniones anteriores ningún jerarca hizo comentario alguno sobre las nuevas medidas que adoptará el Ejecutivo.

El gobierno evalúa un paquete de medidas que van desde lo administrativo (decretos y resoluciones) hasta iniciativas parlamentarias (leyes).

Se analiza la posibilidad de realizar allanamientos nocturnos para combatir la venta de drogas, sobre todo pasta base. Se evalúa el proyecto del Partido Nacional para habilitar a la policía a exigir documentos en la calle a cualquier persona, si necesidad de que esté requerida por la Justicia.

El Partido Colorado propuso, y el gobierno lo analiza, el aumento de las penas a los narcotraficantes, tendiendo a igualarlas con el delito de homicidio.

También se estudian dos proyectos de ley, para penalizar como delito el porte de armas a personas con antecedentes penales y la posibilidad de quitarle la patria potestad a delincuentes que hagan delinquir a sus hijos.

En los próximos días se espera que el gobierno anuncie estas u otras medidas. Por lo pronto ya se disparó la polémica por la participación de militares en la política de seguridad pública.

Dejá tu comentario