PolicialesDetenidos Desaparecidos | Fiscalía | lesa humanidad

Piden procesamiento con prisión para dos militares por muerte de Gelós Bonilla

Fiscalía acusa a Jorge Premoli y Aquiles Moraes por el homicidio del militante del Sunca y de la lista 1001, detenido y torturado en 1976 en Maldonado.

La Fiscalía para Crímenes de Lesa Humanidad pidió el procesamiento con prisión para dos militares retirados por el homicidio de Horacio Gelós Bonilla, detenido y torturado en 1976 en Maldonado.

El teniente coronel Jorge Premoli, integrante del Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas, y el teniente coronel Aquiles Moraes, jefe del Batallón Nº 4 de Laguna del Sauce entre 1975 y 1979, fueron acusados por el fiscal Ricardo Perciballe del homicidio muy especialmente agravado de Gelós Bonilla, con cuatro delitos de privación de libertad y cuatro delitos de abuso de autoridad contra otros detenidos en la unidad militar.

Gelós Bonilla fue detenido a la fuerza por dos desconocidos a las 20 horas del 2 de enero de 1976 en la Plaza San Fernando de Maldonado. Tenía 32 años, era obrero de la construcción, funcionario del Sunca en Maldonado y edil suplente de la lista 1001.

Según testimonios aportados para la causa judicial y que surgen de la investigación histórica sobre los detenidos desaparecidos, fue llevado al batallón y conducido a la zona de ranchos conocida como “el chiquero”.

Murió el 6 de enero tras estar estaqueado, sufrir torturas y ser castrado. Según el informe de la Comisión para la Paz sus restos habrían sido enterrados cerca del Aeropuerto de Laguna del Sauce y en 1984 exhumados, incinerados y arrojados al Río de la Plata. El dictamen del fiscal indica que aún se desconoce el destino de Gelós Bonilla.

En la resolución, Perciballe señala que no se pudo identificar a los responsables de la detención, interrogatorios y torturas, pero quedó acreditado que el operativo fue llevado a cabo por la OCOA IV y que las torturas ocurrieron dentro del batallón. Para Perciballe, tanto Premoli como Moraes, en tanto jefes de la unidad de OCOA y del batallón, eran los garantes de los detenidos y fueron omisos en evitar lo ocurrido, lo que los hace responsables.

Dejá tu comentario