AFP

Periodistas brasileños denuncian agresiones en Roma durante visita de Bolsonaro

Un grupo de periodistas brasileños que cubren la visita en Roma del presidente de su país, Jair Bolsonaro, con ocasión de la cumbre del G20, protestó este domingo por las agresiones sufridas al margen de una manifestación cerca de la embajada de Brasil.

Un grupo de periodistas brasileños que cubren la visita en Roma del presidente de su país, Jair Bolsonaro, con ocasión de la cumbre del G20, protestó este domingo por las agresiones sufridas al margen de una manifestación cerca de la embajada de Brasil.

"Es algo inaceptable. Vamos a presentar una denuncia. En 20 años que cubro viajes de presidentes y eventos de este tipo no me había pasado algo parecido", lamentó Ana Estela De Sousa, enviada del prestigioso diario Folha de Sao Paulo, en declaraciones a la AFP.

La periodista, que se encontraba con un grupo de seis colegas cerca de la céntrica plaza Navona, sede de la embajada de Brasil en la capital italiana, contó que fue "empujada y tratada brutalmente" por agentes vestidos de civil, que no se identificaron, cuando intentaba cubrir una manifestación de unas cincuenta personas a favor de Bolsonaro.

La periodista logró grabar algunas imágenes con su móvil en las que un agente, hablando en italiano, le asegura que no puede cubrir la manifestación porque hay "mucha gente", impidiéndole realizar su trabajo y alejándola con la fuerza.

Bolsonaro, que llegó el viernes a la capital italiana para participar en la cumbre del G20 con los líderes de las mayores economías, paseó como simple turista por los principales monumentos de la ciudad, envió tuits y videos de sus salidas.

"No nos informó sobre sus propuestas ni de lo que defiende. No atendió nuestros pedidos", lamentó asimismo la periodista en nombre de sus colegas.

Las llamadas "vacaciones romanas" de Bolsonaro, como las llamó el diario Il Corriere della Sera, en alusión al legendario filme con Gregory Peck y Audrey Hepburn de los años 50, han sido ilustradas a diario por el mismo mandatario en las redes sociales.

En algunos casos se tomó fotografías con niños y jóvenes cerca al Vaticano, escuchó cantantes callejeros y visitó la Fontana di Trevi, donde inclusive fue abucheado el sábado por algunos compatriotas, que le gritaban "Fora, fora", lo que intentó acallar usando como banda sonora el himno nacional italiano.

Pese a que en la cumbre se abordaron, tanto el sábado como el domingo, temas claves para un país como Brasil, con más de 600.000 muertos por la pandemia y afectado por el cambio climático, Bolsonaro no fijó reuniones bilaterales con otros dirigentes, lo que para muchos observadores es un síntoma más del aislamiento diplomático.

"Les agradezco inmensamente a todos por la consideración", ha sido la breve y escueta declaración del mandatario de ultraderecha al término de la cumbre.

kv/tjc/mb

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario