Peluffo Giguens inaugura su Centro de Telemedicina

Esta obra fue la que provocó, sumado a otras diferencias, el conflicto con los médicos de la institución, que terminaron renunciando en masa. 

 

El próximo miércoles la Fundación Peluffo Giguens inaugurará el Centro de Telemedicina, un servicio que, asegura, “revolucionará el sistema de salud para siempre”.

En este Centro los médicos podrán mantener contactos a distancia con sus pacientes para “verificar diagnósticos e incluso para practicar intervenciones en conexión simultánea con los principales referentes del mundo de la medicina, de forma gratuita”, dice el comunicado que anuncia la inauguración.

Además, destaca la Fundación, “los médicos podrán tener acceso a las instancias internacionales de capacitación y actualización de conocimientos sin necesidad de afrontar costosos viajes”.

La Peluffo Giguens también instaló salas de telemedicina en hospitales del interior, con lo que, asegura, no será necesario que los pacientes del interior se trasladen a la capital “para tener una segunda opinión” médica.

El día de la inauguración, miércoles 19 a las 14:45, en Gastón Ramón y Bulevar Artigas, habrá teleconferencias con centros de medicina en el exterior y en el interior del país.

POLÉMICA. Este centro de telemedicina fue el que terminó por provocar el quiebre de la Fundación Peluffo Guiguen, con la renuncia de todos los médicos que trabajaban para ella, quienes después formaron una nueva fundación, la Pérez Scremini.

Tras años de desencuentro con las autoridades, según reveló el director del equipo médico, Alberto Ney Castillo, la gota que desbordó el vaso fue inversión que decidió hacer la directiva de la Peluffo en el centro de telemedicina.

Los médicos no estaban de acuerdo con esa inversión y pretendían que se invirtiera el dinero que costó el centro directamente en la atención a los niños con cáncer que tiene la institución.

Nunca se pusieron de acuerdo tras meses de debate público y acusaciones cruzadas, los médicos decidieron renunciar y crear una fundación paralela.

Dejá tu comentario