Carnaval 2017

Patos Cabreros, La Gran Siete y Nazarenos en el Teatro de Verano

Anoche se desarrolló la décima etapa del concurso oficial del carnaval tras varias suspensiones por el mal tiempo.

Después de dos días de suspensión volvió el carnaval al Teatro de Verano con una etapa con muchos atractivos.

Los históricos “Patos Cabreros” presentaron su elenco de primeras figuras carnavaleras, pero algunas dificultades con el sonido impidieron que la murga le sacara el mejor provecho a su espectáculo.

Diego Bello con sus desopilantes monólogos fue hilvanado los diferentes bloques que aludían a las etapas de la vida de un ser humano.

'El tobogán de la vida', fue el título de la propuesta que encontró sus mejores momentos en un salpicón con mucha crítica y humor, en el cuplé sobre los cincuentones con los típicos achaques que empiezan a aparecer a esa edad y en la nostálgica retirada dedicada a 18 de Julio.

Se espera que en su segundo pasaje se corrijan los aspectos sonoros que permitan disfrutar de uno de los mejores coros de este carnaval integrado por una verdadera selección de cantores.

Visualmente impactaron gracias a su lujoso y colorido vestuario.

La murga “La Gran Siete” reivindicó el carácter transgresor y políticamente incorrecto del carnaval con un espectáculo que tuvo pasajes notables.

Crítica sin concesiones en su salpicón y mucha diversión en el cuplé sobre el casamiento de Puglia y en el cuplé en el que imaginan a La Gran Siete ganando el concurso, pero solo porque se cae el avión que los transportaba.

Desde los TLC que busca firmar Uruguay hasta los que exageran con la diversidad pasando por los personajes políticos del momento y hechos de notoria relevancia, todo sirvió para disparar unos filosos versos muy aplaudidos por el público.

El coro sonó potente aunque requiere ajustes en algunos pasajes.

El único delito en la fiesta del carnaval es la solemnidad dice uno de sus versos en la retirada y La Gran Siete estuvo lejos de cometerlo. Muy buen año de la murga.

Los parodistas “Nazarenos” sorprendieron con un gran espectáculo que fue aclamado por el público.

La película de Tim Burton 'El joven manos de tijera' y 'La vida del Pistola Marsicano' inspiraron las parodias de los Nazarenos que tuvieron una noche para el recuerdo.

Las parodias tuvieron muy buenas dosis de humor y en el caso del homenaje a ese monumento a la solidaridad que fue Daniel “Pistola” Marsicano se agregó una carga emotiva que puso de pie a todo el Teatro de Verano al final de la parodia.

Ese hombre sencillo, amigo de la infancia de Tabaré Vázquez y que se codeaba con los más altos dirigentes del fútbol mundial o los más grandes ídolos futboleros o con los indigentes de cualquier barrio de la ciudad, declarado ciudadano ilustre de Montevideo, tuvo un gran homenaje por parte de este grupo de parodistas que con gran sensibilidad recrearon algunos momentos de su vida llena de anécdotas increíbles.

Aldo Martínez tuvo una actuación consagratoria interpretando los papeles principales y estuvo acompañado de un gran elenco que respaldó su trabajo con gran solvencia. El rendimiento coral fue estupendo, el vestuario impecable y las potentes y creativas coreografías terminaron de redondear uno de los mejores espectáculos de la primera rueda.

Dejá tu comentario