Internacionales

Pastelería imputada por discriminación: se negó a torta de matrimonio gay

En Irlanda del Norte, la justicia dijo que los motivos religiosos están por debajo de la ley.

 

Un tribunal encontró culpable a la pastelería irlandesa que se negó a hacer una tarta de Epi y Blas -célebres personajes de “Plaza Sésamo”- con un eslogan a favor del matrimonio entre homosexuales.

Para los comerciantes que alegan derecho de admisión e invocan la libertad de servicios, este fallo es un golpe al mentón.

La juez considera que la pastelería no es un grupo religioso, sino una empresa "que conduce su negocio con el objetivo de obtener beneficios".

Por lo tanto concluyó que había cometido un delito de discriminación al negarse a cumplir el pedido del cliente, informa Antena 3 de España.

La demanda contra "Ashers Bakery", un negocio familiar con años de experiencia en Belfast, había sido presentada por la Comisión de Igualdad de Irlanda del Norte (NIEC) en nombre del activista gay Gareth Lee. Lee entró en mayo de 2014 en la citada pastelería y pidió que su tarta llevara la imagen de los conocidos muñecos y el mensaje escrito "Apoya el Matrimonio Gay".

Los dueños argumentaron motivos religiosos para no hacerlo.

En su sentencia, la juez instructora, Isobel Brownlie, afirmó que "Ashers Bakery" cometió un delito de discriminación al negarse a cumplir el pedido del cliente por razones de conciencia.

Damian y Amy Mc Arthur alegaron razones de conciencia ante la Corte.

"Los acusados han discriminado ilegalmente al demandante recurriendo a la discriminación sexual. Esto es discriminación directa que no tiene justificación alguna", sentenció-

Brownlie reconoció que los dueños de "Ashers Bakery" tienen creencias religiosas "genuinas y profundamente arraigadas", pero insistió en que "no pueden estar por encima de la ley".

El Gobierno autónomo de Irlanda del Nort introdujo en 2005 la ley de Asociación Civil para personas del mismo sexo, la cual concede a esas parejas los mismos derechos y responsabilidades que a los matrimonios heterosexuales.

No obstante, a diferencia de la legislación en Inglaterra o Gales, estas uniones no llevan el nombre de "matrimonio homosexual".

 

 

Dejá tu comentario