InternacionalesVenezuela

Parlamento chavista sacará fueros a 14 nuevos legisladores por conspiración

En medio de una crisis sin precedentes, Maduro administra la nada mientras los opositores se apagan tras el fracaso de la rebelión.

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela retirará la inmunidad parlamentaria a varios miembros del Legislativo tras el fallido intento de golpe de Estado dirigido por el parlamentario Juan Guaidó el pasado 30 de abril.

La medida fue anunciada por el presidente de la ANC, Diosdado Cabello, durante su programa 'Con El Mazo Dando'.

"Ayer me dijeron que entraron otros diputados a esta lista. La lista de quienes hay que allanarles la inmunidad parlamentaria", declaró, añadiendo que en Venezuela "no puede haber impunidad".

"Como nosotros no matamos, perseguimos ni desaparecemos a nadie, entonces tiene que funcionar la justicia", precisó.

Cabello subrayó que "quien esté preso permanecerá así" hasta que "toda la investigación del 30 de abril quede aclarada".

Hasta el momento, la ANC ha aprobado el desafuero de 14 legisladores opositores por su participación en la rebelión, liderada por el autoproclamado presidente venezolano Guaidó.

Hasta ahora, solo ha sido detenido uno: el diputado el primer vicepresidente del Legislativo Edgar Zambrano.

PRESIDENTE EN HUÍDA

Tres semanas después de la fallida rebelión, Guaidó se ha estado moviendo entre casas seguras para evadir una posible captura. Su mentor de Voluntad Popular, Leopoldo López, está en la embajada de España con toda su familia.

Muchos de los hombres que estuvieron a su lado ese 30 de abril, al igual que varios legisladores y políticos que lo han apoyado, ahora están refugiándose en embajadas de otros países en Caracas. Otros se fueron del país, con preferencia Colombia.

Las protestas de simpatizantes de Guaidó que desbordaban las calles se han reducido mientras los venezolanos, ante el desplome económico y la escasez de alimentos, combustibles y medicamentos, han regresado a su rutina de sobrevivencia.

Debilitado y sin poder resolver de manera rápida la crisis política que asedia a Venezuela, Guaidó se ha visto forzado a considerar posibles negociaciones con Maduro, el hombre al que prometió sacar del poder.

Ambos lados enviaron representantes a Noruega para discusiones hace poco, en una concesión que Guaidó ya había rechazado.

Según The New York Times, en público, Guaidó se muestra optimista y decidido. Pero en el mano a mano no parece concordar con esa imagen.

En varios mítines celebrados en la capital venezolana ha urgido a sus partidarios a mantener vivas las protestas. Sin embargo, fuera de cámaras, reconoció que la capacidad operativa de la oposición se ha visto afectada.

“Ha sido muy salvaje la persecución del gobierno”, dijo desde el pasillo vacío de una de las casas seguras que ha estado usando. Maduro también ha quedado debilitado por la sublevación convocada por Guaidó.

El jefe del servicio de inteligencia desertó y Estados Unidos asegura que varios funcionarios de alto nivel, incluidos el ministro de Defensa y un magistrado del Tribunal Supremo de Justicia estuvieron involucrados en el complot que buscaba derrocarlo.

EL COSTO DE UN HUEVO

Las sanciones de Estados Unidos han golpeado duramente los sectores clave de la economía venezolana, el petróleo y las importaciones, lo que dificulta que Maduro pueda gobernar. Este fin de semana, el país quedó prácticamente paralizado debido a la falta de combustible, una escasez que el presidente atribuye a las sanciones.

Un reportaje del diario Clarín cuenta que un huevo en Venezuela cuesta lo mismo que 93,3 millones de litros de nafta y con un dólar se puede comprar el contenido de 14.600 camiones. La hiperinflación hace que el combustible sea regalado.

Un huevo en el supermercado se paga a 933 bolívares. En la estación de servicio un litro de gasolina cuesta 0,00001 bolívares.

Un tanque de 50 litros se llena con 0,0005, monto imposible de pagar de forma exacta: el billete de menor denominación es de dos bolívares tras una reconversión monetaria lanzada por el presidente Nicolás Maduro en agosto pasado.

Se restaron entonces cinco ceros al bolívar, pero los nuevos billetes fueron pulverizados por una hiperinflación que el FMI proyecta en 10.000.000% para este año. Las monedas no existe.

La paradoja es que con la gasolina más barata del mundo, los venezolanos enfrentan ciclos de escasez, el último de ellos desde la semana pasada, con filas hasta de varios días para llenar el tanque en distintas regiones.

"Aquí la gasolina es gratis", resumió el economista Jesús Casique.

REPRESIÓN Y FATIGA

Sin embargo, seis años de recesión han preparado a Maduro para gestionar, aunque no para resolver, una serie de crisis. Su apuesta parece ser que la represión y la fatiga eliminen el respaldo a Guaidó antes de que las sanciones lo obliguen a dejar el poder, según sostiene Seijas, el encuestador.

Por fuera de esta realidad, el mandatario ha lanzado un nuevo eslogan: "Venezuela potencia" con el que espera recuperar el ánimo de la población.

Embed

“El gobierno cree que el tiempo juega a su favor, y no están tan equivocados”, dijo Seijas. “Parece un equilibrio. Ningún lado puede doblar el brazo del otro, pero el gobierno cree que es una situación que puede manejar y controlar”.

Líderes opositores dijeron que seguirán trabajando para sacar a Maduro y que están estableciendo un gobierno de transición desde las casas seguras y embajadas donde se han estado refugiando.

“La meta ahora no es volverse mártires políticos al ser arrestados”, dijo Juan Andrés Mejía, diputado del partido Voluntad Popular, quien se escondió después de que el gobierno le retiró la inmunidad política el 15 de mayo. “La meta es asegurar un gobierno de transición. Estoy enfocado ahora en asegurarme de que el trabajo que iniciamos no se detenga”.

Dejá tu comentario