Panamá inicia el camino a Catar entre el recuerdo de Rusia y el sueño de un nuevo Mundial

Panamá encara el octogonal final de la clasificatoria de la Concacaf para Catar-2022 con el sueño de llegar a su segundo Mundial, en medio de un relevo generacional y pese a la deficiencia en infraestructuras, lo que no ha impedido que los canaleros hayan dejado de ser la Cenicienta del área.

31 de agosto de 2021, 18:15hs

Panamá encara el octogonal final de la clasificatoria de la Concacaf para Catar-2022 con el sueño de llegar a su segundo Mundial, en medio de un relevo generacional y pese a la deficiencia en infraestructuras, lo que no ha impedido que los canaleros hayan dejado de ser la Cenicienta del área.

Los dirigidos por el técnico hispano-danés Thomas Christiansen, inician este jueves ante Costa Rica su andadura en el octogonal, que otorga tres boletos directos para el Mundial de Catar y para el cuarto la posibilidad de un repechaje con una selección de otro continente.

Tras los ticos, seguirán Jamaica, México, El Salvador, Estados Unidos, Canadá y Honduras. Todos ellos saben lo que es ir a un Mundial antes que los panameños, que aún guardan en su retina el éxtasis de su primera cita con el fútbol de élite en Rusia-2018.

Panamá iniciará el octogonal con una combinación de jugadores que ya estuvieron en Rusia y un grupo de jóvenes promesas, en un intento por renovar una selección en la que ya no están los héroes que lograron la hazaña mundialista.

Los volantes ofensivos José Luis Rodríguez y Édgar Bárcenas, de los equipos españoles Sporting de Gijón y Leganés, respectivamente, y el centrocampista del Houston Dynamo de la MLS, Adalberto Carrasquilla están llamados a ser los nuevos referentes del equipo.

"Hay mucho trabajo por hacer, pero hay una buena camada que están preparados para dar el salto, que necesitan, por supuesto, ser pulidos un poco", declara Christiansen, exjugador del FC Barcelona.

"Panamá tiene grandes posibilidades de clasificarse al Mundial, seguramente será una selección protagonista y seguro que va a estar hasta las ultimas estancias peleando por conseguir un puesto", dice esperanzado a la AFP el exseleccionador y exinternacional panameño Julio Dely Valdés.

- Entre el escepticismo y la esperanza -

Sin embargo, las sensaciones entre el público local no son tan positivas, tras el discreto papel de Panamá en la pasada Copa Oro, donde no pasó de la primera fase.

Panamá "no pinta como favorito para avanzar a la Copa del Mundo", indica a la AFP el periodista deportivo local Ronny Vargas.

"La ventaja siempre la tendrá Estados Unidos, que tiene a Christian Pulisic, que acaba de ganar la Champions con el Chelsea, México, Costa Rica, que tiene a Keylor Navas en el PSG y Honduras, con jugadores en la liga francesa y en la primera división de España. Contra esos va a jugar Panamá", advierte Vargas.

Panamá solo puede presumir de una Copa Centroamericana (2009), en un país donde el fútbol ha ido ganando adeptos al béisbol y al boxeo.

Ahora, Dely Valdés y el fallecido Rommel Fernández compiten en popularidad con la leyenda del boxeo Roberto 'Manos de piedra' Durán y el exbeisbolista cerrador de los Yankees de Nueva York, Mariano Rivera.

Los canaleros buscarán el Mundial pese a tener aún una liga semiprofesional, donde los jugadores ganan un salario promedio mensual de unos 2.500 dólares. Tampoco hay grandes estadios ni centros de alto rendimiento.

Pese a ello, muchos jugadores ya han logrado dar el salto a la MLS, Sudamérica y Europa, lo que se ha traducido en un mayor nivel de la selección nacional.

"El crecimiento de nuestro fútbol ha sido interesante, pero todavía se tiene que trabajar durísimo en el fútbol local" para igualar a otras ligas del área, declara a la AFP el exinternacional y técnico panameño Víctor Mendieta.

"Cuando yo jugaba en la selección tal vez había 3 ó 4 que jugábamos fuera de Panamá y actualmente son 3 ó 4 los que jueguen en el ámbito local", recuerda Dely Vadlés, exdelantero del PSG, Málaga de España y Nacional de Uruguay.

- "Ya no somos la cenicienta" -

Panamá iniciará el camino mundialista en la posición 74 del ránking de la FIFA, pero lejos parece quedar ya aquella época en la que los canaleros eran una mera comparsa en las eliminatorias de Concacaf.

Volver a un Mundial "significaría algo grandioso" por "tantas dificultades que tenemos", dice Dely Valdés.

Sin embargo, Mendieta lo ve más "como un sueño que como una oblifación" porque no tenemos las estructuras ni el mecanismo para obligar a los muchachos a llegar a otra Copa del Mundo".

"Venimos de estar en la ultima Copa del Mundo y sin duda eso le mete presión al equipo, pero Panamá ya no puede jugar como antes a ser cenicienta", dice por su lado a la AFP el periodista Roberto Rivera.

jjr/ma

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario