Policiales

Otorgan prisión domiciliaria a Carol, la reclusa con cáncer terminal

La jueza Ortega adelantó a Subrayado su decisión. Distintas organizaciones sociales y de derechos humanos reclamaban que la dejen morir en su casa.

La jueza Rosana Ortega de Canelones resolvió este martes de tarde conceder la prisión domiciliaria a Carol, una reclusa de 38 años con cáncer terminal que estaba presa desde abril en la cárcel de mujeres por venta de drogas.

Ortega adelantó a Subrayado su decisión, que será comunicada por escrito a las partes.

Varias organizaciones sociales y de derechos humanos venían reclamando en los últimos días que dejaran ir a Carol a su casa a pasar sus últimos días en familia. Tiene cinco hijos.

La prisión domiciliaria será nocturna y podrá salir durante el día por razones médicas sin requerir permiso judicial.

Dejá tu comentario