Nacional

Oposición enviará a la Justicia nuevos datos en el caso ASSE

Los senadores Heber y Solari evalúan, además, promover la censura de la ministra Susana Muñiz, tras su comparecencia en el Senado. Muñiz dijo que no ocultó nada.

 

Los senadores Luis Alberto Heber (Partido Nacional) y Alfredo Solari (Partido Colorado), entienden que fueron insatisfactorias las respuestas y las explicaciones que ofreció este martes en el Senado la ministra de Salud Pública, Susana Muñiz, y la presidenta del directorio de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE); Beatriz Silva.

En conferencia de prensa durante un cuarto intermedio de la Comisión General, a la que asistieron Muñiz y Silva, ambos legisladores de la oposición anunciaron que evalúan la posibilidad de promover la censura de la ministra. También lo dijeron ambos al final de la sesión en el Senado.

Además, dijo Solari, enviarán al Juzgado del Crimen Organizado que investiga el caso de corrupción en ASSE, todo lo debatido este martes en el Senado.

Solari cree que tal vez el juez Néstor Valetti y el fiscal Gilberto Rodríguez encuentren elementos nuevos en las exposiciones que hicieron ambos senadores de la oposición y en las respuestas que dieron Muñiz y Silva.

Solari y Heber denunciaron que varias empresas contratadas por los hospitales públicos, y que son objeto de investigaciones por irregularidades, continúan prestando servicios para ASSE.

La Justicia investiga el caso de corrupción que tuvo como protagonistas a la sociedad civil Buena Estrella (empresa de limpieza y seguridad contratada por varios hospitales) y la participación del ex director de ASSE en representación de los trabajadores, Alfredo Silva, procesado sin prisión por conjunción del interés personal y público.

Por este caso también fue procesado, con prisión, el dirigente de la Federación de Funcionarios de Salud Pública, Heber Tejeira, por el mismo delito que Silva y, además, por el de cohecho, es decir, coimas.

La oposición apunta a la responsabilidad que tiene la ministra Muñiz y la presidenta de ASSE, Beatriz Silva, por estar en conocimiento de las irregularidades denunciadas ya en 2011 y 2012.

Muñiz reconoció en el Senado que hubo "errores" en los controles y advirtió que "no hay nada que ocultar". "Me puede investigar el Parlamento y la Justicia, no tengo nada que ocultar", sentenció.

Dejá tu comentario