Policiales Brasil | Rio Grande do Sul | Chui

Operación en Chuí, Brasil, desmantela banda dedicada a lavado de activos

Al menos 11 personas y más de diez empresas fantasmas realizaron entre 2016 y 2020, operaciones fraudulentas por 230 millones de reales.

La Policía Federal y el Servicio de Impuestos Internos de Brasil realizó este miércoles la Operación Shawarma, para desmantelar una organización criminal establecida en la frontera con Uruguay, dedicada a la práctica de delitos financieros como el lavado de dinero evasión de dinero y divisas, según información obtenida por el corresponsal de Subrayado en Rocha, Willian Dialutto.

70 policías federales, con el apoyo de los servidores de la Hacienda Federal, están cumpliendo con nueve órdenes de aprehensión y 18 órdenes de allanamiento e incautación en los municipios de Rio Grande do Sul, Chuí, Santa Vitória do Palmar, Pelotas, Rio Grande, Porto Alegre, y en São Paulo.

También se cumplen medidas de constreñimiento patrimonial y valorativo, con bloqueo de cuentas bancarias e indisponibilidad de inmuebles pertenecientes a 24 personas (particulares o empresas) involucradas en el esquema criminal, incautación de nueve vehículos previamente determinados y otros encontrados en los buscadores, así como la suspensión de la actividad de las personas jurídicas de las que los investigados sean socios o abogados.

La investigación se inició en 2017 debido al hallazgo de transacciones financieras sospechosas por parte de los investigados. Con la continuación de la investigación, se verificó que al menos 11 personas naturales y 11 personas jurídicas (empresas fantasma) fueron utilizadas para cometer los delitos.

La dinámica criminal consistió en la recepción de montos sospechosos, con el disimulo del beneficiario real de los montos, caracterizando el delito de blanqueo de capitales, y el envío clandestino de parte del dinero a Uruguay, lo que configuraría el delito de evasión de moneda.

El movimiento financiero identificado en el período entre 2016 y 2020 fue de aproximadamente 230 millones de reales. Se enviaron montos de varios estados de Brasil a los investigados, y se identificaron montos de personas involucradas en el contrabando y de una empresa sospechosa de realizar las transacciones financieras de una organización criminal en Río de Janeiro.

La investigación se realizó en conjunto con la Oficina de Investigaciones e Investigaciones (ESPEI) de la Región Tributaria del Servicio de Impuestos Internos de Brasil.

Los investigados pueden ser considerados responsables de los delitos de organización delictiva, evasión de divisas y blanqueo de capitales, cuyas penas conjuntas pueden alcanzar los 24 años de prisión.

El operativo sigue los lineamientos de la Policía Federal en buscar reprimir a los responsables de las transacciones financieras de las organizaciones criminales y de su descapitalización.

Dejá tu comentario