AFP

ONU estima que 9 millones de etíopes están amenazados por la hambruna en el norte

Más de 9 millones de personas necesitan actualmente ayuda alimentaria en la zona norte de Etiopía, envuelta desde hace más de un año en un conflicto armado, afirmó el viernes el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU.

Más de 9 millones de personas necesitan actualmente ayuda alimentaria en la zona norte de Etiopía, envuelta desde hace más de un año en un conflicto armado, afirmó el viernes el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU.

El Programa Mundial de Alimentos considera que 9,4 millones de personas se enfrentan a la hambruna "a causa del conflicto", entre el gobierno y el Frente de Liberación del Pueblo del Tigré (TPLF), cuando en septiembre los cifró en 7 millones.

El viernes, el PAM dejó claro en un comunicado que la situación humanitaria en la zona del Tigré había empeorado mucho en los últimos meses, así como en las regiones de Amhara (la actual línea del frente) y Afar, donde se extendió el conflicto.

"Más del 80% (7,8 millones) de las personas que necesitan ayuda en el norte de Etiopía se encuentran lejos de la línea de combate", agregó.

La malnutrición también aumenta en estas tres regiones y afecta (según datos del PAM) a entre el 16 y el 28% de los niños. En Amhara y el Tigré, el 50% de las mujeres embarazadas y lactantes están desnutridas.

Los combates han dañado más de 500 estructuras de salud en Amhara, afirmó el jueves la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitario de la ONU (OCAH).

Esta semana llegó ayuda alimentaria a Dessie y Kombolcha por primera vez desde que estas ciudades amhara cayeran en manos de los rebeldes del TPLF hace un mes, explicó el PAM.

El gobierno, que declaró el estado de emergencia a principios de noviembre, impuso el jueves un decreto con nuevas restricciones respecto a la difusión de información sobre el curso de la guerra.

Este conflicto estalló el pasado noviembre, después de que el primer ministro, Abiy Ahmed, desplegará tropas en el Tigré en respuesta (según Ahmed) a los ataques del TPLF a campamentos del ejército.

Ahmed declaró entonces que sería una acción rápida frente al TPLF, partido que durante tres décadas gobernó Etiopía, pero desde junio los rebeldes recuperaron el Tigré, extendiendo los combates a las regiones vecinas de Amhara y Afar.

Esta semana, el TPLF declaró controlar una localidad a 200 km de la capital (Adís Abeba).

El miércoles, un medio estatal afirmó que Abiy estaría en el frente de combate y que los "asuntos cotidianos" los gestiona su viceprimer ministro, Demeke Mekonnen.

Los recientes acontecimientos de la guerra en Etiopía, con las tropas rebeldes amenazando la capital, preocupan a la comunidad internacional, que busca conseguir un alto el fuego.

amu/txw/ri/md/grp/eg

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario