SALUD PÚBLICA

Nuevas recomendaciones del MSP sobre el consumo de agua de OSE: ¿en qué casos se debe evitar?

Personas sin diagnóstico de hipertensión arterial pueden consumir agua potable sin restricciones. Las que utilizan antihipertensivos y diuréticos, hasta un litro diario.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) emitió nuevas recomendaciones en relación al consumo de agua de OSE en Montevideo, Canelones y zona metropolitana, ante una mayor salinidad por el cambio en las fuentes para asegurar el suministro, por la situación de sequía persistente.

La autoridad sanitaria recuerda que la mayor cantidad de sal ingerida por la población proviene de los alimentos procesados, como panificados, embutidos y quesos. Además, recomienda evitar el agregado de sal en los alimentos.

Avaladas por las cátedras de Nefrología, Cardiología y Medicina Interna, la Academia Nacional de Medicina y la Comisión Honoraria de Salud Cardiovascular, realiza recomendaciones para personas con comorbilidades y grupos de riesgo.

Las personas sin diagnóstico de hipertensión arterial deben mantener el consumo habitual de agua diario, pudiendo ser en su totalidad agua de OSE. No agregar sal a los alimentos semisólidos o sólidos de niños lactantes hasta 2 años, y usar, en lo posible, agua mineral para la preparación de fórmulas de lactantes.

En población mayor de 60 años, con riesgo de ser hipertenso y no saberlo, se recomienda controles periódicos de presión arterial.

Para aquellas personas que utilizan medicamentos antihipertensivos y diuréticos, deberán disminuir al máximo el consumo de alimentos con exceso de sodio, y podrán consumir hasta un litro de agua de OSE por día y se recomienda completar la ingesta habitual diaria con agua mineral.

En el caso de pacientes con enfermedad renal crónica, insuficiencia cardíaca, cirrosis y embarazadas, deberán evitar en lo posible el consumo de agua de OSE. Siempre con asesoramiento de su médico tratante.

En caso de tener que tomar agua de OSE, se recomienda que no sea más que un litro diario y además deberá aumentar la frecuencia de los controles de presión arterial.

Salud Pública aclara que las recomendaciones son dinámicas y estarán sujetas a eventuales cambios en la situación detectada y al resultado de los análisis de riesgo.

Temas de la nota

Dejá tu comentario