Nacional

"No permitiremos que los presos vuelvan a romper las cárceles"

Así lo prometió nuevo director nacional de Rehabilitación, Inspector Mayor Luis Mendoza. Advirtió que habrá reglas de "urbanidad". El regreso de la "doctrina Navas"

 

El nuevo director del Instituto Nacional de Rehabilitación, inspector mayor Luis Mendoza, prometió que los presos no volverán a "romper cárceles". 

Su gestión comenzó agitada: este sábado hubo un intento de motín en la Cárcel Departamental de canelones, uno de los recontos considerados peligrosos. Allí y en Libertad están los reclusos provenientes del narcotráfico.

Mendoza, integrante de la Guardia Republicana, la policía militarizada, se propone cambiar las "reglas de convivencia" en los centros penitenciarios. "Es lo que se ha perdido en la sociedad. Quiero aplicar normas de urbanidad, que estén limpios, que coman como la gente, cosas esenciales para uno, que en las cárceles se perdieron", comentó al diario UNoticias.

Puso como ejemplo de lo que quiere para todas las cárceles el módulo 9 del Comcar. Allí, los presos se paran y saludan cuando alguien entra. En su recorrida por las cárceles de todo el país, Mendoza está dando instrucciones de las nuevas reglas de funcionamiento.

"La orden que yo di es que cada vez que viene uno tienen que pararse, descubrirse y saludar. Vamos a ir sacando lo viejo para repetir esto, que este módulo sea un espejo para los demás", dijo el jerarca. En el módulo 9 del Comcar hay presos que estudian y trabajan, agregó.

Mendoza adelantó que se reunirá con familiares de presos para trabajar juntos en un plan de rehabilitación. En tal sentido recordó que un antecesor suyo, el comandante Enrique Navas, de su misma extracción policial, hizo lo mismo cuando dirigió la ex Dirección Nacional de Cárceles.

Navas fue uno de los candidatos a asumir este cargo, pero no lo aceptó. Había sido director del instituto entre 2002 y 2006, siendo sustituido por discrepancias en el enfoque carcelario por el ministro del Interior de la época, el frenteamplista José Díaz.

Navas y Díaz estaban enfrentados por los contenidos de la Ley de Humanización de las Cárceles que liberó a unos mil reclusos.

Actualmente Navas asesora en forma directa al Ministerio del Interior en el nuevo proceso.

Una de las prioridades de Mendoza es "sacar el tumor de la corrupción" debido al cuestionamiento público del que son sujetos los policías penitenciarios.

Todos los agentes, incluso las jerarquías, van a ser sometidas a evaluaciones de gestión, advirtió.

Dejá tu comentario