Niñas británicas asesinan a mujer y suben selfie a la red social Snapchat

Ambas podrían pasar 15 años en prisión por dar muerte y torturar durante 7 horas a una mujer alcohólica que vivía sola.

Dos niñas inglesas de 13 y 14 años fueron a prisión por asesinar a una mujer. Mientras la golpeaban, subieron fotos a Snapchat junto con la cara completamente ensangrentada.

Fue encontrada semi-desnuda, ensangrentada y cubierta de gravilla y de pedazos de vidrio el día después de su asesinato, en diciembre de 2014.

El caso tomó estad público en la víspera por el juicio del que son objeto las dos menores, que torturaron a Weighton por un lapso de 7 horas, informa la cadena BBC.

Segun se informó en las últimas horas, las niñas podrían ser condenadas a un mínimo de 15 años de prisión.

El agente policial Peter McPhilips, encargado de la investigación, dice que lo hallado en la escena del crimen fue espeluznante.

"En mis 25 años de servicio, nunca había visto un asesinato tan brutal cometido por dos niñas", señaló McPhillips.

Wirghton era alcohólica y vivía sola. De estos dos aspectos se aprovecharon las agresoras para cometer el asesinato usando una pala, una mesa y una impresora.

Visitaban a menudo la casa de la mujer para que les comprara alcohol y cigarrillos, ya que menores de edad no pueden adquirirlos legalmente en Reino Unido. Cámaras de vigilancia dan cuenta de los momentos antes del crimen, cuando Angela concurrió a una tienda a comprar lo que le pedían las menores de edad.

View post on imgur.com

Una foto que las niñas –que no pueden ser nombradas por razones legales– colocaron en Snapchat muestra a un selfie en el que posan junto a la mujer.

Después del asesinato, las adolescentes llamaron a la policía para que las llevaran a casa y cuando estaban en el vehículo policial se tomaron otro selfie.

Las menores sabían que la policía las estaba buscando porque se habían escapado de la casa donde estaban bajo custodia por disposición de los servicios sociales.


Las niñas venían de familias disfuncionales y desde hace tiempo estaban bajo cuidado de los servicios sociales.

Ambas adolescentes habían tomado alcohol antes de visitar la casa de la víctima y la mayor de ellas confesó que había tomado medicamentos antes del hecho.

Gerry Wareham, funcionario de la fiscalía, señaló que "en nuestra sociedad es difícil imaginar que dos niñas de tan baja edad sean capaces de este nivel de violencia".

Al ser detenidas, las niñas no perdieron la oportunidad de sacarse una nueva selfie para Snapchat: "En la camioneta", escribieron.

 

View post on imgur.com

Dejá tu comentario