Niña de 9 años grabó a su padre en España para probar el abuso sexual

Medios decidieron darle visibilidad al caso para revelar el espiral burocrático y las dificultades a las que se enfrentan los niños cuando son víctimas.

Una niña española de 9 años grabó a su padre confesando que la sometía a abusos sexuales habitualmente.

El medio El País, de España, decidió darle visibilidad al caso para revelar el espiral burocrático y las dificultades a las que se enfrentan los niños que denuncian abuso sexual en España cuando no existen pruebas físicas.

El perito que examinó a María (seudónimo que eligió el medio para referirse a la niña), no creyó su relato en el que denunciaba continuos tocamientos de su padre biológico, y archivó su caso.

La policía esperaba a la niña a la salida del colegio los días en que ella tenía que ir a lo de su padre, y desde abril su madre tiene prohibido acercarse al colegio. El motivo es que María lloraba, gritaba que no quería ir, o se bloqueaba al ver a su padre, y su madre entorpecía el procedimiento policial suplicándole a los agentes que no la obligaran a irse con su padre.

El suplicio de la niña había comenzado dos años atrás, según explica El País. “Cuando le preguntaron desde cuándo le pasaba, contestó: “Desde que papá me clavó la uña”. Luego fue contando que su padre le hacía “cosquillas” en los genitales y que a ella no le gustaba. En agosto de 2014, después de que varios análisis mostraran restos de infección vaginal, la menor volvió al servicio de urgencias con los mismos síntomas tras estar 10 días con el padre. El diagnóstico médico es sospecha de abuso sexual”.

El martes 7 de junio, María fue obligada a ir a la casa de su padre otra vez. Llevó con ella una pequeña grabadora de su madre, la metió en su media y grabó durante 6 horas.

En un momento de la grabación, el padre le recrimina a María su “mala actitud” para con él.

El hombre le pregunta “¿Pero cuándo te he tocado yo?”, y ella responde que “muchas veces”. Él replica “es para jugar”, y ella responde “Es que no tienes que hacerme eso nunca, mi cuerpo es mío”. “Tu cuerpo es tuyo, (...) cuando tú decías que no te tocara, yo paraba”, le dice el padre, “Lo único que te estaba haciendo era cosquillas y estaba jugando contigo”.

El abuelo de la niña interviene e intenta explicarle que su padre lo hace para limpiarla, pero su padre corrige “No, no, no, si yo sé por lo que la niña lo dice, si yo sé a lo que ella se refiere”.

Su abuelo repite: “Yo también te lo he lavado, entonces sería igual”.

-“No, si ella no se refiere a eso, si yo sé a lo que se refiere”, aclara el padre.

-“¡Bueno, pues ya está!”, grita María.

-“¡Bueno, pues apechuga, pues apechuga!”, responde su padre.

El abuelo insiste en que el padre solo la toca para bañarla y su hijo lo corrige de nuevo: “Ya está, papá, si ella se refiere a otra cosa. Habla con ella como si fuera una persona mayor, que ella no se refiere a eso”. “Ya, si lo sabemos”, dice la abuela, terminando la conversación.

Esa conversación dura unos 6 minutos, según informa El País, antes de que sus abuelos le hablen a la niña sobre sus muñecas y cambien la conversación.

La madre de María agregó la grabación a la denuncia, y ahora reabrirán el caso.

Dejá tu comentario