AYUDA HUMANITARIA

"Ni siquiera los hospitales son hoy un lugar seguro en Gaza", dijo coordinador de Médicos Sin Fronteras

"Tiene que parar esta masacre, tienen que parar estas atrocidades", dijo David Cantero.

El coordinador general Médicos Sin Fronteras, David Cantero, dijo a Subrayado que a partir del 7 de octubre cuando comenzó la guerra se les hizo extremadamente difícil trabajar dentro de la Franja de Gaza.

El personal internacional y palestino tuvieron muchas dificultades para poder llevar adelante las tareas. "Muchos de ellos se enfrentaron al dilema imposible de qué hacer, entre ir hacia el sur como les obligaban las autoridades israelíes y de alguna manera salvar sus vidas (...) o quedarse intentando trabajar en los hospitales al lado de las camas de los heridos", expresó. Actualmente, muchos de ellos continúan su trabajo en condiciones extremadamente difíciles.

Cantero relató que "ni siquiera los hospitales son hoy un lugar seguro en Gaza, no existe un lugar seguro en Gaza. Están siendo bombardeadas las poblaciones de manera indiscriminada". Más de 300 personas trabajan allí, pero entiende que es necesaria la entrada de personal de forma masiva. "Las necesidades son enormes (...) tienen que entrar cientos y cientos de camiones diarios con ayuda humanitaria, con alimentos, con agua, con medicamentos y con combustible", destacó.

El coordinador de Médicos Sin Fronteras dijo que hasta el momento hay más de 9 mil víctimas, básicamente mujeres y niños, dos tercios por la acción civil. "Tiene que parar esta masacre, tienen que parar estas atrocidades, estamos pidiendo un cese al fuego inmediato, incondicional para que dejen de morir personas inocentes", indicó. Actualmente, hay más de 20 mil heridos. Los centros de salud están trabajando al extremo, totalmente desbordados. Hay carencia de analgésicos y anestésicos.

MEDICOS SIN FRONTERAS DOS