Nacional

Néstor Tróccoli, exrepresor uruguayo con pedido de cadena perpetua en Italia

Se lo juzga en Roma por la muerte de decenas de uruguayos con pasaporte italiano durante la dictadura militar

La fiscalía de Roma pidió cadena perpetua para el exCapitán de Navío Néstor Tróccoli y otros 13 represores uruguayos en el juicio por la desaparición de 23 ciudadanos italianos durante la ejecución del Plan Cóndor en los años 70.

Así lo informa La Diaria que da cuenta de otros detalles del juicio que se lleva a cabo en la Tercera Corte de Asís, en Roma.

Tróccoli es, de los militares y civiles uruguayos inculpados, el único que se encuentra a disposición de la justicia romana. De hecho reside en Italia y tiene pasaporte otorgado por ese país.

El resto de los uruguayos para quienes se pide perpetua están presos o son indagados en Uruguay también por delitos de lesa humanidad ocurridos durante la dictadura.

Los otros de la lista son Juan Carlos Blanco, Pedro Mato, Gregorio Álvarez, José Arab, José Gavazzo, Juan Larcebeau, Luis Maurente, Ricardo Medina, Ernesto Ramas, José Sande, Jorge Silveira, Ernesto Soca y Gilberto Vázquez.

Además fue absuelto el exgeneral Iván Paulós "por extinción del crimen por muerte del reo".

Por su parte, Eliseo Chávez fue absuelto por no haber cometido los crimees bajo objeto del juicio.

El excapitán de Navío Tróccoli se presentó el jueves último ante la Tercera Corte de Asís para leer un alegato en su defensa y retirarse.

“Señores y señoras de la Corte, ante todo quiero subrayar que yo nunca fui apresado en Italia, sino que me presenté espontáneamente ante el juez cuando supe que estaba requerido, y nunca dejé el país”, dijo a los magistrados.

Declaró ser inocente de los crímenes que se le acusa, entre ellos la muerte de 28 militantes dle movimiento GAU, de corte anarquista.

Tróccoli dijo que dejó las tareas de inteligencia y que abandonó los fusileros navales en 1977. Agregó que no hizo viajes al exterior y que nunca trabajó encubierto.

Llamó a Uruguay "patria ingrata" al sentirse traicionado por el mismo país que "lo llamó a combatir" a la subversión.

Sin embargo, Troccoli fue reconocido por varios testigos de la causa como presente en torturas y operativos ilegales.

Cristina Fynn, una exmilitante, recordó su rostro después de estar tres meses en aislamiento con venda.

Fynn dijo que Tróccoli y Rosa Barreix-una militante que pasó a colaborar con los militares- fueron las primeras personas con las que tuvo contacto tras esta situación.

La propia Barreix -apresada en noviembre de 1977- declaró en la causa y confirmó las torturas ocurridas bajo el mando de Tróccoli y luego de Larcebeau.

Otro de los testigos es Carlos Dosil, quien reconoció a Troccoli como uno de sus secuestradores y torturadores.

La fiscal Tiziana Cuggini lo citó como una de las pruebas de que Tróccoli seguía activo en 1978, ya que éste amenazó a su rehén de llevarlo a Buenos Aires para "recncer compañeros" detenidos allá, entre ellos a José Edmundo Dossetti.

Jorge Néstor Tróccoli nació el 20 de marzo de 1947. Es casado, tiene dos hijos. Ingresó a la Escuela Naval en 1963, egresando en el 67.

Se retiró de la Armada en 1992 . Por entonces, comenzó estudios de Antropología en la Facultad de Humanidades y Ciencias.

Allí fue reconocido por militantes de izquierda que conocían su actividad como militar, poco después que publicara "La ira de Leviatán. Del método de la furia a la búsqueda de la paz".

Este texto autobiográfico abarca el período 1963-1996.

Tras conceder una entrevista a la revista Tres, todos las luces enfocaron a Tróccoli como un militar de primera fila en la represión ilegal y aparecieron los primeros testimonios de su presencia en la Escuela de Mécánica de la armada (ESMA), uno de los principales centros de represión y torturasde Buenos Aires.

Este episodio de la vida de Troccóli es negado por él mismo, pero sería una de las tantas pruebas existentes sobre el Plan Cóndor, la coordinación entre las dictaduras militares del Cono Sur para asesinar disidentes políticos en los años 70.

Dejá tu comentario