Nacional

Narcos pensaban cobrar US$ 11 millones por la droga incautada

Seis colombianos fueron detenidos por intentar enviar 120 kilos de cocaína a Europa. Los envolvían en paredes de plomo para no ser detectados por los escáneres portuarios

El juez especializado en crimen organizado, Jorge Díaz, dijo que la organización colombiana detenida cuando intentaba sacar del país 120 kilos de cocaína pensaban recaudar unos 11 millones de dólares por la maniobra. 

"A 90 mil dólares por kilo da entre 10 y 11 millones", dijo Díaz.  El juez señaló que la organización trabaja en Uruguay desde año 2009 "por lo menos".

Lo que hacían en el país era importar la droga, acondicionarla y sacarla rumbo a  Alemania y Letonia, señaló el magistrado.

La actividad de inteligencia desarrollada por la Dirección General de Represión del Tráfico Ilílicto de Drogas identificó como principal responsable al ciudadano colombiano de iniciales F.R., residente legal en nuestro país desde 2002. El hombre posee empresas y propiedades rurales, y dirige al grupo extranjero perteneciente a una antigua organización de origen colombiana.

Los narcos fueron descubiertos este lunes, cuando un equipo encubierto observó movimientos sospechosos en una finca ubicada en el barrio Capurro. Allí fueron retiradas dos montacargas por dos integrantes de la organización, que más tarde fueron llevadas en un contenedor introducido en el Puerto de Montevideo.

El juez Díaz dispuso la detención de los involucrados, el allanamiento de la finca y la incautación del contenedor. De este modo, en el barrio Capurro fueron detenidos dos ciudadanos colombianos de 27 y 41 años, mientras que en la vía pública se intentó detener a otro colombiano pero éste logró escapar, abandonando su vehículo en la Aguada. Inmediatamente se libró su captura a nivel nacional para imedir su salida del país.

Además, en un barrio privado de Carrasco Norte fueron detenidas cuatro ciudadanas colombianas: dos de 35 años, una de 28 y otra de 16, que resultaron familiares directas del hombre buscado.

El contenedor que iba a ser enviado hoy tenía como destino Alemania. Dentro del mismo había 100 ladrillos de cocaína cubierta de material permiabilizante que pesado resulta un total de 119 kilos 735 gramos. Los habitáculos tenían una doble pared de plomo, lo que lo hace indetectable para el escáner de contenedores de alta sensibilidad.

La documentación incautada permite saber que desde 2009 a la fecha habían realizado nueve envíos a Europa. Además se incautaron dos montacargas, seis vehículos de alto valor, motos y armas.

Dejá tu comentario