INTERPRETÓ RECONOCIDOS PAPELES

Murió a los 88 años el actor Donald Sutherland

Fue conocido por sus papeles en "Los doce del patíbulo" y "Los juegos del hambre", murió a los 88 años, anunció este jueves su hijo, Kiefer Sutherland.

Donald Sutherland, el ecléctico actor nació el 17 de julio de 1935 en Saint John (New Brunswick, este de Canadá). "Con el corazón encogido anuncio la muerte de mi padre", escribió Kiefer, también actor, en la red social X.

En una carrera de más de 50 años y unas 200 películas, Sutherland se consagró como un actor camaleónico, capaz de encarnar a grandes villanos, antihéroes y personajes románticos.

Gigante de 1,93 metros, era uno de los actores canadienses más famosos fuera de su país y recibió un Óscar honorífico en 2017.

"Nunca le intimidó un papel, fuera bueno, malo o feo", lo describió su hijo. "Amaba lo que hacía y hacía lo que amaba, y no se puede pedir nada más. Una vida bien vivida", añadió.

Su primer papel importante llegó en 1967 con "Los doce del patíbulo", protagonizada por Charles Bronson.

Otros de sus éxitos fueron la comedia negra "M.A.S.H" (1970) y el thriller "Mi pasado me condena" (1971), de Alan Pakula, en el que interpretó a un detective privado en busca de un asesino perverso que amenaza a una prostituta, interpretada por Jane Fonda.

En 1976 trabajó con Bernardo Bertolucci en el filme "Novecento". Un año más tarde, Federico Fellini lo contrató para "Casanova".

Participó en alrededor de una película por año desde sus inicios en la década de 1970. Casi nunca actuó dos veces bajo las órdenes del mismo director.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, lo despidió este jueves. "Fue un hombre de gran presencia, brillante en su arte, y verdaderamente un gran artista canadiense que extrañaremos profundamente", dijo en una rueda de prensa.

Ron Howard, que dirigió a Sutherland junto a Robert De Niro y Kurt Russell en el thriller de acción "Llamarada", dijo en sus redes sociales que lo considera "uno de los actores más inteligentes, interesantes y atrayentes de todos los tiempos".

La actriz británica Helen Mirren, con quien coprotagonizó "El viaje de sus vidas" en 2017, lo definió también como "uno de los actores más inteligentes con los que haya trabajado"

"Tenía una maravillosa mente inquisidora y un enrome conocimiento sobre una gran variedad de asuntos. Combinaba esta gran inteligencia con una profunda sensibilidad, y con una seriedad respecto a su profesión como actor", relató Mirren.

"Todo esto lo convirtió en una leyenda del cine. Era mi colega y se tornó mi amigo. Voy a extrañar su presencia en este mundo", concluyó la actriz.

"Versátil"

Donald Sutherland tuvo una infancia marcada por graves problemas de salud, pues sufrió de hepatitis, poliomielitis y fiebre reumática.

A los 14 años se convirtió en DJ en una emisora de radio de Nueva Escocia. Formado en teatro e ingeniería por la Universidad de Toronto, se inclinó por el teatro y con 22 años partió hacia la Royal Academy of Dramatic Arts, de Londres.

Fue aclamado como "uno de los actores de cine y televisión más versátiles del siglo" por la revista Variety.

Su esbelta silueta, su aire ausente y sus enigmáticas sonrisas lo dotaron de gran carisma y singularidad.

A mediados de la década de 1960, apareció en series británicas de culto como "El Santo" y "Bowler Hat and Leather Boots". Luego debutó en el cine con películas de terror italianas como "El castillo de los muertos vivientes" (1964).

Más recientemente, se destacó como el presidente Coriolanus Snow, el cruel dictador de Panem en "Los juegos del hambre".

Donald Sutherland tuvo cinco hijos, tres de los cuales con la actriz quebequense Francine Racette, su tercera esposa desde 1972.

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario