PRÓXIMO VIVO 17:55HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER
una tragedia pandémica

Murió el enfermero que fue linchado por sus vecinos por tener coronavirus en Argentina

Se recuperó del virus pero no del rechazo social. Un infarto fulminante un año después de que sus vecinos le quemaran la casa, lo golpeara y le robaran el auto

13 de agosto de 2021, 09:35hs

El 24 de julio de 2020 fue el peor día de la vida de Daniel Porro, un enfermero de de 37 años residente en Neuquén, trabajador del centro de salud Policlínico Ado.

Aparentemente se había contagiado trabajando. El 19 de junio de 2020 lo diagnosticaron con Covid-19. Mientras transitaba la enfermedad, había recibido amenazas para que se fuera del barrio.

Uno de los sus vecinos le dijo: "Andate porque sos un caso positivo y te vamos a quemar la casa, no queremos gente como vos".

Las amenazas se cumplieron. Le prendieron fuego la casa, le llevaron el auto, le pegaron. El hecho ocurrió en el barrio de Nueva Esperanza.

Finalmente tuvo que ser trasladado al hospital Bouquet Roldán, donde permaneció ingresado 14 días hasta que dio negativo.

Además, Porro presentaba heridas en el rostro y en el cuerpo a causa de la agresión.

"Me golpearon por todos lados entre varias personas, y todavía no me recupero. Perdí el conocimiento y quedé en el hospital", contó.

"Me encuentro atravesando una situación de extrema violencia contra mi persona por haber tenido Covid-19", declaró a la televisión argentina.

El último año de la vida de Porro fue difícil. Nunca se pudo recuperar del todo del episodio de violencia ni de las perdidas materiales.

Poco después del hecho lo despidieron de uno de sus trabajos.

El 4 de julio de tarde fue a dormir una siesta a la casa de sus padres. La familia se percató de su muerte cuando un hermano intentó despertarlo.

Su padre, Miguel, contó que el enfermero trabajaba de noche, pero de día le costaba mucho conciliar el sueño. Durante los últimos meses dormía muy poco.

"El cuerpo no le aguantó. Nunca se pudo recuperar, sobre todo del rechazo social", comentó.

Aparte del caso de Porro hubo otras agresiones a personal de la salud en Argentina. Esa situación obligó a establecer multas y hasta días de arresto para quienes cometan ese tipo de acciones.

Por ejemplo, la Legislatura porteña aprobó en mayo una norma que establece que quienes discriminen o agredan a los médicos, enfermeros o cualquier trabajador sanitario podrán ser condenados con hasta 10 días de arresto o una multa de hasta $ 17.120.

En el caso de Porro no hubo multas ni sanciones.

El fiscal había asegurado que el relato de Daniel no era congruente sobre la paliza.

Dejá tu comentario